21 de abril de 2014 / 12:45 p.m.

MOSCU.- El ministro ruso de Relaciones Exteriores, Sergei Lavrov, acusó el lunes a Ucrania de violar un acuerdo alcanzado la semana pasada en Ginebra y de expandir un conflicto entre los dos países vecinos.

"Se están dando pasos - obre todo por aquellos que se hicieron con el poder en Kiev- no sólo que no cumplen, sino que violan con crudeza el acuerdo de Ginebra", dijo.

Lavrov también declaró en conferencia de prensa que el intercambio de disparos el domingo cerca de la ciudad ucraniana de Slaviansk, controlada por separatistas pro rusos, era un delito y mostraba que Kiev no quería controlar a los "extremistas".

"Las autoridades no están haciendo nada, ni siquiera levantando un dedo, para hacer frente a las causas tras esta profunda crisis interna en Ucrania", dijo.

Al menos tres personas murieron en el tiroteo, lo que puso en jaque un acuerdo ya frágil logrado el jueves entre Rusia, Ucrania, Estados Unidos y la Unión Europea.

El acuerdo instó a un cese inmediato de la violencia en Ucrania, donde las potencias occidentales creen que Rusia está fomentando un movimiento separatista pro ruso, algo que Moscú niega.

El acuerdo también instó a que todos los grupos armados ilegales se retiren, en un proceso que sería controlado por el regulador europeo OSCE. No obstante, los separatistas han mostrado pocas intenciones de abandonar los edificios públicos tomados en gran parte del este ucraniano de habla rusa.

Lavrov dijo que las autoridades de Kiev habían fallado en retirar las protestas ilegales de las plazas de la capital. "Esto es absolutamente inaceptable", señaló.

La Casa Blanca ha reclamado que Rusia use la injerencia que Washington cree que Moscú tiene sobre los separatistas para obligarlos a despejar los edificios ocupados. Pero los rusos insisten en que no existe tal injerencia.

Estados Unidos también advirtió sobre la aplicación de sanciones económicas más fuertes que las impuestas si Moscú no cumple con el acuerdo de Ginebra.

"Antes de darnos un ultimátum, reclamar que cumplamos con las demandas en dos o tres días con la amenaza de sanciones, instamos urgentemente a nuestros socios estadounidenses a aceptar completamente la responsabilidad por aquellos que llevaron al poder", dijo Lavrov.

El ministro agregó que los intentos por aislar a Rusia fracasarían porque el país es "un poder grande e independiente que sabe lo que quiere".

Reuters