31 de enero de 2013 / 09:55 p.m.

"Desde la comodidad de sus aposentos en Vancouver, Canadá, este sujeto se ha dedicado a lanzar, de manera sistemática, ataques a empresas nacionales que invierten en el sector minero", señaló Carlos Pavón Campos, secretario general del gremio.

 

México • El Sindicato Nacional Minero Metalúrgico acusó a Napoleón Gómez Urrutia de ahuyentar, mediante amenazas y extorsiones, las inversiones nacionales en el sector minero.

"Desde la comodidad de sus aposentos en Vancouver, Canadá, este sujeto se ha dedicado a lanzar, de manera sistemática, ataques a empresas nacionales que invierten en el sector minero. Lo único que busca son empresarios a modo, de preferencia extranjeros, con los cuales renegociar los Contratos Colectivos de Trabajo, como ocurrió en la mina El Cubo, en Guanajuato", afirmó Carlos Pavón Campos, secretario general del Sindicato Nacional Minero Metalúrgico Don Napoleón Gómez Sada (SNMMDNGS).

En 2012, en El Cubo, cerca de 500 trabajadores perdieron su antigüedad, luego que Gómez Urrutia vendió el CCT a la empresa de capital canadiense, Gammond Gold.

A decir de Pavón Campos, el dirigente desde Vancouver, Canadá, busca allanar el sector minero, sobre todo a empresas de origen canadiense, y en detrimento del capital mexicano.

"Los inversionistas nacionales saben muy bien cómo se conduce este sujeto y por eso, desde Vancouver, busca apartarlos del sector minero. Es indiscutible que este sujeto se entiende mejor con empresas extranjeras que explotan al trabajador mexicano", acusó.

Pavón Campos advirtió sobre el doble discurso de Gómez Urrutia quien, por un lado, “trata de congraciarse con el gobierno de Enrique Peña Nieto al asegurar que busca la unión de todos los sectores productivos del país, y por el otro, se dedica a lanzar acusaciones sin sentido en contra del empresariado nacional”.

El secretario general del SNMMDNGS destacó que el discurso de Gómez Urrutia es sumamente agresivo hacia los inversionistas nacionales y que eso más que generar unidad, degenera en encono.

"¿Cómo puede un sujeto, sobre quien pesan órdenes de aprehensión y que es repudiado por miles de mineros autonombrarse como un paladín de la justicia y la honestidad?", cuestionó el dirigente del SNMMDNGS, tras rechazar que tenga su boleto en el bolsillo para regresar a México.

"Esa es una más de las mentiras de Napillo, y en caso contrario, pues ya estamos acondicionando una celda en el Reclusorio de su preferencia para que pague por el robo de los 55 millones de dólares del Fideicomiso Minero. El gobierno de Peña Nieto ha dado muestras de que no tolerará actos de corrupción y qué mejor que empezar castigando al máximo exponente de la corrupción sindical", dijo.

Blanca Valadez