2 de abril de 2013 / 02:22 p.m.

Tras una primera auditoría y 345 observaciones realizadas por la Secretaría de la Función Pública, el gobierno de Morelos, encabezado por el perredista Graco Ramírez Abreu, anunció que se detectó un presunto desvío en la administración del ex gobernador panista Marco Antonio Adame por mil 270 millones de pesos.

Lo anterior fue dado a conocer en conferencia de prensa por secretario de Gobierno estatal, Jorge Messeguer Guillén, quien mencionó que es el resultado de investigaciones que se realizaron en las áreas financiera y administrativa del Poder Ejecutivo local, y que pertenecen a la cuenta pública hasta septiembre de 2012 .

Otras anomalías encontradas fue la retención de impuestos de trabajadores que no fueron reportadas al IMSS, a la Secretaría de Hacienda federal por impuesto sobre la renta, y al Instituto de Crédito para los Trabajadores al Servicio de Gobierno del Estado, lo que da un monto de 207 millones 809 mil 165 pesos, agregó Messeguer.

El funcionario aseguró que se ha iniciado una denuncia contra el ex secretario de Finanzas Alejandro Villarreal Gasca y contra quien resulte responsable, ya que se contrató a la empresaMonedero Universal, a la que se le pagó 159 millones de pesos, y de acuerdo con auditoría, fue contratada con un sobreprecio diez veces mayor al “nomal”.

Es decir, la administración panista pagó 159 millones de pesos por un contrato privado que en realidad era de 14 millones de pesos, “"y que en términos normales también hubiera incluido los mismos servicios para los poderes Legislativo y Judicial, así como a los 33 ayuntamientos de Morelos"", refirió.

Además, se observó la falta de transparencia en 63 expedientes de 67 revisados, por la cantidad de 175 millones de pesos, en la contratación de bienes y servicios, con procedimientos que no estaban apegados a la Ley de Adquisiciones, entre otras irregularidades.

Messeguer Guillén indicó que hasta el momento hay 71 observaciones pendientes de revisar de los ejercicios 2009, 2010 y 2011, las cuales suman 758 millones.

El funcionario adelantó que no se trata de una cacería de brujas, aunque dejó claro que tampoco se pasarán por alto las irregularidades, por lo que adelantó ""que todas las observaciones que deriven en una violación y afectación al patrimonio de Morelos serán denunciadas penalmente”".

— MARCO ANTONIO DÍAZ