AP
22 de diciembre de 2015 / 10:45 a.m.

Panamá.- El ex presidente Ricardo Martinelli insiste en que es objeto de una persecución política y que controvertirá las acusaciones de espiar ilegalmente a la oposición fuera de Panamá.

La Corte Suprema del país ordenó el lunes la detención de Martinelli por su presunta participación en la interceptación ilegal de comunicaciones de 150 personas durante su gobierno (2009-2014).

El caso es uno de media docena de investigaciones por temas de corrupción que cursan en contra del ex mandatario y magnate de los supermercados.

Martinelli abandonó Panamá en enero después de que se eligiera a su archirrival Juan Carlos Varela, y se cree que está viviendo en Florida. Para el juicio en su contra siga adelante, Panamá debe solicitar su extradición.

El ex mandatario ha negado las acusaciones. En un comunicado emitido este martes dijo que regresaría a Panamá cuando tenga garantías de que se va a enfrentar un juicio justo y cuando el "tirano" Varela deje el cargo en 2019.