22 de mayo de 2013 / 07:15 p.m.

Ciudad de México • La defensa del activista y los tres maestros de la sección 22 de la CNTE en Oaxaca, acusados de secuestrar a los sobrinos del presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Gerardo Gutiérrez Candiani, aseguraron que sus clientes fueron torturados y los quisieron obligar a incriminarse.

Así lo declaró Isaac Torres Carmona, presidente de la filial en Oaxaca de la Liga Mexicana por la Defensa de los Derechos Humanos (LIMEDDH), quien se encuentra a la espera de que la Procuraduría General de la República (PGR) defina la situación de estas cuatro personas que fueron detenidas por la Policía Federal el sábado pasado.

Por segundo día consecutivo, los integrantes de la sección 22 se manifiestan afuera de las instalaciones de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) en espera de saber si sus clientes son consignados o arraigados.

Torres Carmona dijo que algunos detenidos revelaron a sus familias que fueron lastimados con “aparatos en los testículos”, por parte de personas a las que no pueden identificar y que desconocen si eran agentes federales.

“Además de que la ampliación de la declaración de Damián Gallardo Martínez corrobora lo que estoy diciendo, eso ya obra dentro la averiguación previa; el día de ayer Damián amplió su declaración ante el agente del Ministerio Público justamente en esos términos”, expresó el abogado.

En tanto, autoridades ministeriales señalaron que el agente del Ministerio Público Federal aún no determina la situación ministerial del activista mixe Damián Gallardo Martínez y los profesores Sara Altamirano Ramos, Mario Olivera Osorio y Lauro Atilano Grijalbo Villalobos.

Ruben Mosso