16 de mayo de 2013 / 07:29 p.m.

 

El gobernador de Tabasco, Arturo Núñez Jiménez, acusó que la administración financiera del gobierno de Andrés Granier Melo ha sido “un laberinto de trampas” y rechazó tener acuerdos con el ex mandatario, como éste lo afirmó en una entrevista difundida ayer en un programa de radio local.

En conferencia de prensa, Núñez Jiménez negó también saber la actualubicación del ex mandatario y que la entrega recepción del gobierno se haya realizado con normalidad.

""La administración financiera de Tabasco correspondiente al sexenio pasado, ha sido todo un laberinto de trampas, documentación desaparecida y una deuda que rebasa los 20 mil millones de pesos.

"“Las finanzas de Tabasco fueron saqueadas y las consecuencias las estamos pagando todos los tabasqueños”", afirmó el gobernador tabasqueño.

Rechazó haber asumido con el ex mandatario algún compromiso ""ni antes ni después de tomar posesión como gobernador de Tabasco he pactado asunto alguno con él, mi compromiso es solo con la ley y con los tabasqueños"".

""Niego categóricamente conocer el domicilio actual de Andrés Granier Melo. Lo que afirmó en laentrevista de ayer es absolutamente falso"", dijo.

Aseguró que las dos ocasiones que le pidió Andrés Granier información y documentos sobre el total de los pasivos del gobierno que encabezó hasta el 31 de diciembre del 2012, recibió evasivas y “tácticas dilatorias”.

Informó que presentó una denuncia por la desaparición de documentos para el conocimiento de las operaciones de la entonces Secretaría de Administración y Finanzas.

Dijo que la Procuraduría General de Justicia del Estado ya investiga la contratación de un software que supuestamente permitiría el cumplimiento de las disposiciones de la Ley de Contabilidad Gubernamental.

""Se han presentado sendas denuncias penales ante las procuradurías General de la República y General de Justicia del Estado sobre la desviación de más de mil 900 millones de pesos de recursos federales, que debieron aplicarse a la ejecución de diversos programas federales, principalmente de los sectores Salud, Educación y Seguridad Pública"", señaló.

Dijo que le “tomaba la palabra” a Andrés Granier, quien dijo estar a la orden en cualquier momento para ir a Tabasco y hacer las aclaraciones necesarias.

Núñez Jiménez llamó a su antecesor a que se presente junto con su ex secretario de Finanzas, José Saiz Pineda, y son el ex subsecretario de Egresos, Miguel Ángel Contreras, para informar sobre los documentos desaparecidos y den “una amplia explicación al pueblo de Tabasco”.

El ex gobernador de Tabasco, Andrés Granier Melo, declaró al programa radiofónico Telereportaje que Arturo Núñez Jiménez conocía de su ubicación.

""Estoy fuera del país y antes de salir le indiqué al señor gobernador dónde estaba y estoy en el mismo lugar que le indiqué y por cuestiones de seguridad porque, pues todavía tengo problemas de seguridad"", dijo Granier Melo.

Redacción