26 de febrero de 2014 / 10:10 p.m.

Los Ángeles.- La chica de 16 años, acusada el martes de echar a su hijo recién nacido en un contenedor de basura en un complejo de apartamentos en Houston, dijo que no sabía que estaba embarazada, según testificó el miércoles un empleado de los Servicios de Protección Infantil (CPS, por sus siglas en inglés) durante una audiencia de emergencia sobre la custodia del bebé.

La joven, quien dio a luz en la bañera de su hogar, creyó que el niño estaba muerto cuando cortó ella misma el cordón umbilical y luego puso al bebé en el cesto de la basura en la cocina, según informó el empleado de CPS ante una jueza de una corte juvenil.

El empleado de mantenimiento Carlos Michel descubrió al bebé el martes por la mañana en un contenedor de basura en el exterior del edificio 25 del complejo de apartamentos The Reserve, en 9988 Windmill Lakes Boulevard, al oeste del Mall Almeda.

Michel dijo que parecía el gemido de un animal que se estaba muriendo, tal vez un gatito, pero no podía estar seguro. A medida que el gemido se hacía más evidente, este empleado de mantenimiento quiso averiguar qué era ese sonido.

Y minutos después, Michel, de 51 años, registró el contenedor azul, sacó una bolsa blanca de basura, la colocó en el suelo y cuando la abrió encontró a un recién nacido entre restos de comida y cuadernos escolares.

Su carita y sus manos estaban morados, el cuerpo lo tenía frío y de su abdomen aún pendía un tramo del cordón umbilical. Sus débiles gemidos eran la única indicación de que estaba vivo.

"Casi me da un infarto", dijo Michel. Paramédicos llegaron al lugar y llevaron al bebé al Hospital Memorial Hermann, donde fue evaluado y se determinó que estaba en buenas condiciones.

Posteriormente, investigadores de la policía hallaron a la madre del bebé, una chica de 16 años que admitió haberlo echado a la basura, según informó Víctor Senties, portavoz de la policía de Houston.

La madre, que según la policía era estudiante de la preparatoria South Houston, podría enfrentar cargos criminales, según Senties. Estella Olguín, portavoz de CPS, dijo que sin lugar a dudas Michel salvó la vida del niño.

Agencias