31 de enero de 2013 / 03:33 p.m.

Washington • Los elementos de las fuerzas armadas en México cometen violaciones a los derechos humanos dentro de la llamada lucha contra el crimen organizado, quedando la mayoría impunes, advirtió Human Rights Watch.

En su informe anual mundial, HRW enlistó algunos abusos como asesinatos, desapariciones y tortura.

"Casi ninguno de estos abusos se investiga adecuadamente, exacerbado el clima de violencia e impunidad en muchas partes del país", indicó.

En el documento, HRW criticó que la mayoría de los abusos cometidos por militares siguen siendo juzgados en el fuero militar, "que carece de independencia e imparcialidad".

El informe reprodujo cifras de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos de México, que entre 2007 y 2012 recibió 7 mil 350 denuncias de abusos militares.

Defensores de derechos humanos y periodistas siguen siendo blanco de amenazas y agresiones tanto del crimen organizado como de las fuerzas de seguridad, sin que el gobierno les brinde protección adecuada, agregó HRW.

Represión en Cuba y abusos en Venezuela

HRW además denunció que Cuba se mantiene como el país más represivo de América Latina, mientras que acusó que el gobierno venezolano de Hugo Chávez abusa del poder. Saludó en cambio avances en Argentina y Brasil el año pasado sobre las violaciones de derechos humanos cometidas bajo las dictaduras militares.

"Cuba sigue siendo el único país de América Latina donde se reprimen casi todas las formas de disenso político", indicó el reporte, que acusó al gobierno de Raúl Castro de recurrir a "detenciones arbitrarias por períodos breves, golpizas, actos de repudio, restricciones de viaje y exilio forzado", agregó en el informe.

Respecto a Venezuela, HRW dijo que Chávez "y sus partidarios han abusado de su poder en una gran variedad de casos que han afectado al poder judicial, los medios de comunicación y defensores de derechos humanos".

En el caso de Colombia, el informe destaca que los grupos armados irregulares siguieron cometiendo "graves abusos" en 2012

"La impunidad crónica en casos de violaciones de derechos humanos continúa representando un grave problema", advierte HRW, que señala, no obstante, que el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos "ha repudiado públicamente las amenazas y agresiones contra defensores de los derechos humanos".

Pero aclara que el diálogo de paz iniciado entre el Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en octubre de 2012 es "la primera oportunidad de Colombia en más de una década" para resolver casi 50 años de conflicto armado.

AGENCIAS