3 de abril de 2013 / 05:02 p.m.

Antonio Luigi Mazzitelli, jefe de la oficina contra la droga y el delito de la ONU para Centroamérica, México y el Caribe señaló que el crimen organizado en México se ha vuelto un “contrapoder” por la explotación mafiosa del territorio, es decir, una función superior al tráfico de droga.

El funcionario, en entrevista para El País, dijo que esta “mutación” ha provocado la aparición de grupos de autodefensa lo que advierte de la necesidad de mayor “presencia institucional”.

Luigi Mazzitelli ejemplificó la “transformación del crimen” como un hibrido entre extorsión, secuestros, delitos locales e inclusión de mandos militares "“cuya característica es la capacidad de manejar la violencia para controlar el territorio”" que se autofinancian con diferentes medidas como el ofrecimiento de “seguridad” contra ellos mismos.

En este sentido, consideró que el ex presidente Felipe Calderón operó cuando la violencia ya estaba desbordada "“un proceso en el que la violencia ha generado más violencia” pero vislumbra que el gobierno de Enrique Peña Nieto podría adecuarse más a las necesidades de seguridad del país “quieren pasar de un enfoque represivo a otro preventivo”", sin embargo, no puede precisar el plan a seguir para este objetivo.

Redacción