6 de agosto de 2013 / 07:06 p.m.

El subsecretario de Gobernación, Roberto Campa advirtió que el peligro de legalizar las drogas es que se incremente el consumo y consideró que en los países donde ya está permitido consumir mariguana se ha demostrado que “eso tampoco resuelve el problema”.

Entrevistado a su llegada al Senado, donde acudió a una sesión de la Comisión Bicamaral de Seguridad Nacional, el subsecretario de Prevención y Participación Ciudadana de Gobernación aclaró que la visión del gobierno respecto del consumo de drogas privilegia la salud pública sobre un esquema de persecución a los consumidores.

Por ello, explicó, habrá tribunales de tratamiento de adicciones para que quienes delinquen por primera vez cuenten con la opción de recibir rehabilitación en libertad, en lugar de entrar a las cárceles y generar ahí un círculo vicioso de arraigo de conductas delictivas.

Dijo que en lo personal, considera que la despenalización por la que ha optado el Estado mexicano “es un buen camino” y que existe un debate a nivel internacional sobre la legalización el cual, dijo, depende de los niveles de consumo que en México “siguen siendo relativamente bajos.

“El peligro en sociedades con niveles de consumo bajos de un esquema de legalización, el riesgo, es que se incremente el consumo, entonces pues se trata de un tema muy serio que tiene que analizarse de manera profunda porque las consecuencias pueden afectar a mucha gente”, afirmó.

Dejó claro que México ya optó por la despenalización, donde el beneficiado es el adicto o quien consume las drogas. Mientras a nivel internacional, existen ya incipientes esquemas de legalización, un modelo que beneficia a quien trafica con drogas.

Campa Cifrián se pronunció entonces por tomar en cuenta los efectos de esas políticas de legalización en términos de incrementos al consumo o reducción de la violencia.

LORENA LÓPEZ