30 de noviembre de 2014 / 04:50 p.m.

Buenos Aires.- Argentina logró estabilizar la tasa de VIH desde mediados de la década pasada y actualmente están diagnosticadas con este virus 66 mil 657 personas, reveló un informe oficial del Ministerio de Salud.

El informe anual publicado por la dependencia explicó que 35 mil 904 de las personas que tienen el virus reciben su medicación, lo que ha permitido que la tasa de mortalidad por Sida en el país sea de 3.2 por cada 100 mil habitantes.

"La tasa de casos de VIH se ha estabilizado a mediados de la década pasada con un promedio de cinco mil 500 notificaciones de diagnósticos anuales, alrededor de tres mil 500 varones y dos mil mujeres por año", explicó.

El documento precisó que esto permitió que la tasa de VIH durante 2011, último año de análisis, fuera de 12 por cada 100 mil habitantes, y dividido por género, de 16.4 entre los varones, y 7.8 entre las mujeres.

También advirtió que, en los últimos cinco años, las tasas específicas por sexo y edad más altas entre varones y mujeres están en la franja de los 25 a los 44 años, pero en ambos casos los niveles siguen en descenso.

El problema sigue siendo la falta de diagnóstico, ya que Naciones Unidas considera que hay alrededor de 100 mil argentinos que tienen VIH y pueden desarrollar Sida, pero no lo saben porque no se hacen los controles adecuados.

El primer caso de Sida en Argentina se registró en 1983, cuando se descubrió que tres hombres estaban infectados, y cinco años más tarde se detectó el primer contagio femenino.

El avance de la enfermedad en las mujeres llegó a un tope de infecciones en 1997 y aunque luego la incidencia anual se fue reduciendo en el acumulado, ya representan casi la tercera parte del total de los contagios.

"Hasta el año 1987 la epidemia afectaba en Argentina a población masculina mayoritariamente distribuida entre usuarios de drogas inyectables y hombres que tienen sexo con hombres", explicó el estudio publicado por la ONU.

Agregó que los primeros casos de Sida femeninos estuvieron asociados a la infección por uso inyectable de drogas y posteriormente comenzó la notificación por relaciones sexuales sin protección.

El Ministerio de Salud, en tanto, reveló que 70 por ciento de los casos que se diagnostican cada año no corresponden a infecciones recientes, sino a personas que no sabían que estaban contagiadas.

Sin embargo, destacó que cada año se registran 300 reportes menos de nuevos casos de Sida, lo que refleja que la epidemia está bajo control y con una tendencia a la baja.

Añadió que las campañas de prevención son fundamentales porque la vía de transmisión más frecuente del Sida en este país es la sexual y en su mayoría corresponde a personas heterosexuales.

De hecho, el Ministerio de Salud ha enfrentado fuertes polémicas con la Iglesia Católica que rechaza las campañas que, por ejemplo, el año pasado permitieron el reparto gratuito de 40 millones de preservativos en todo el país.

FOTO: Especial

NOTIMEX