Reuters
5 de agosto de 2015 / 04:16 p.m.

Inglaterra.- Una huelga de 24 horas del personal del Metro de Londres detuvo la circulación del transporte suburbano de la capital británica y dejó a 4 millones de pasajeros con problemas para acudir al trabajo y trasladarse.

Los responsables del metro dijeron que no habrá trenes durante todo el día por culpa del paro, generado por una disputa sobre los planes para los nuevos servicios nocturnos.

Los ciudadanos que usan normalmente el metro tuvieron que caminar, trasladarse en bicicleta, luchar por conseguir un taxi o meterse en autobuses atestados. Otros muchos se quedaron simplemente en casa.

Tony Clark, un productor de radio que suele moverse en metro, recurrió a un servicio por barco por el río Támesis para viajar desde Greenwich, en el este de Londres.

"Es la única manera en que puedo hacerlo", dijo.

"Los autobuses no son factibles. Me levanté temprano para llegar a tiempo, pero ahora creo que llegaré tarde".

El metro transporta 4 millones de pasajeros al día, con más de 535 trenes operativos en la hora de mayor caudal de gente.

Los responsables del transporte londinense anunciaron la puesta en marcha de servicios fluviales extras y 200 autobuses más para lidiar con el exceso de demanda.

Sin embargo, las enormes filas para esperar a los buses serpenteaban por las calles y la aplicación de taxi Hailo anunció un incremento del 500 por ciento en la reserva de autos, con una demanda de más del doble que en las fiestas de fin de año.

HUELGA LONDRES
El metro no tuvo servicio durante 24 horas. |REUTERS
HUELGA LONDRES
Londinenses tuvieron que usar otros medios de transportes. |REUTERS
HUELGA LONDRES
Muchas personas se quedaron en sus casas. |REUTERS

Miembros de cuatro sindicatos ferroviarios que representan al personal, desde los gerentes hasta los conductores, se unieron al paro, molestos por el salario y las cláusulas ofrecidas por la empresa del metro para cumplir servicios de 24 horas los fines de semana en alguna líneas, que deberían comenzar en septiembre.

"Deberían dejar de jugar y empezar a hablar con nosotros con buena fe para lograr una solución sensata a esta disputa", dijo Manuel Cortes, líder del sindicato TSSA.

El Metro de Londres aseguró que contrató a más choferes, ofreció un acuerdo salarial justo y garantizó que la mayoría del personal no se verá afectada por los cambios. Nadie tendrá que trabajar más horas, afirmaron.

El alcalde de Londres, Boris Johnson, dijo que la huelga es política y acusó a los sindicatos de no tener interés en llegar a un acuerdo.