RAFAEL RIVERA
1 de febrero de 2015 / 06:42 p.m.

 

La campaña 2014-2015 ha representado una de las más complicadas del Inter de Milan en los últimos años, debido a que han peleado en la parte baja de la tabla.

El mal momento del "Biscione" fue evidenciado en su más reciente compromiso de liga. Los dirigidos por Roberto Mancini perdieron por 3-1 ante el Sassuolo, resultado que los envió al lugar 12 de la Serie A.

Tras este resultado Mauro Icardi y Freddy Guarín intentaron mejor el humor de los aficionados regalando sus playeras, las cuales fueron lanzadas de regreso a la canhca. Ante este suceso, Icardi comenzó a gritarle a los hinchas.

El delantero argentino fue contenido por sus compañeros.