9 de marzo de 2014 / 02:38 p.m.

Malasia. — El Boeing 777 que desapareció con 239 personas a bordo pudo haber virado de regreso, según un radar militar, dijo el domingo el jefe de la fuerza aérea de Malasia, en tanto que las autoridades investigan las identidades sospechosas de cuatro pasajeros.

Las revelaciones se suman a la incertidumbre que rodea los minutos finales del vuelo MH370, con el que los controladores de tráfico aéreo perdieron el contacto cuando el aparato volaba entre Malasia y Vietnam después de que despegara el sábado en la mañana de Kuala Lumpur con destino a Beijing.

Una gigantesca búsqueda internacional por mar no ha arrojado al momento rastros de la aeronave, con la que se perdió el contacto en tierra cuando hacía buen tiempo y cuando el aparato se desplazaba a velocidad de crucero sin que los pilotos enviaran señal alguna de emergencia, una circunstancia inusual en la caída de un jet moderno de pasajeros al servicio de una aerolínea profesional.

Jets de la fuerza aérea vietnamita detectaron el sábado dos grandes manchas de aceite pero se desconocía si pertenecían al avión desaparecido sin que se encontraran escombros de la aeronave en las cercanías.

El jefe de la fuerza aérea, Rodzali Daud, no precisó la dirección que pudo haber tomado el avión o cuánto tiempo duró cuando al parecer se desvió de su ruta.

El director general de Malaysia Airlines, Ahmad Jauhari Yahya, dijo que los pilotos están obligados a informar la aerolínea y a los controladores de tráfico aéreo cuando emprenden un regreso en U con el aparato. "A partir de lo que tenemos, no hubo señal ni llamada de emergencia, así que estamos igualmente desconcertados", afirmó.

Las autoridades verifican las identidades sospechosas de al menos dos pasajeros que al parecer subieron al avión con pasaportes robados.

El sábado, los ministerios del Exterior de Italia y Austria dijeron que los nombres de dos de sus ciudadanos que aparecen en la lista de pasajeros del vuelo son los mismos de dos pasaportes cuyo robo fue denunciado en Tailandia.

Esta coyuntura y la súbita desaparición del aparato que los expertos aseguran podría haberse debido a una explosión a bordo, refuerza las preocupaciones actuales de que lo ocurrido al avión estuviera relacionado con un acto de terrorismo.

Extremistas de al-Qaida han utilizado antes tácticas similares en un intento para disfrazar sus identidades.

Horas antes, el ministro de Transporte de Malasia, Hishammuddin Hussein, dijo que las autoridades examinaban cuatro posibles casos de identidades sospechosas, y que las agencias de inteligencia del país mantenían la comunicación con sus contrapartes internacionales, entre éstas el FBI. No facilitó mayores detalles.

Malasia, Tailandia, Singapur, Indonesia, China y Estados Unidos, sin contar a la flota de Vietnam, han desplegado 22 aviones y barcos en la región.

AP