10 de febrero de 2014 / 02:10 p.m.

VIENA.- La agencia nuclear de Naciones Unidas reafirmó el lunes su determinación a llegar al fondo de las sospechas de que Irán pueda haber trabajado en el diseño de una bomba atómica, un día después de que Teherán acordó comenzar a abordar el tema.

El inspector jefe del organismo, Tero Varjoranta, dijo que se habían logrado avances durante las conversaciones del 8 y 9 de febrero en Teherán, pero aún quedan pendientes muchos asuntos importantes para aclarar preocupaciones sobre los posibles lazos militares con el programa nuclear de Irán.

Diplomáticos occidentales dicen que esta investigación fue obstaculizada por Teherán durante años.

"Aún hay muchos asuntos importantes", dijo Varjoranta, vicedirector general de la Agencia Internacional de Energía Atómica (IAEA, por su sigla en inglés), en el aeropuerto de Viena al regresar de la capital iraní. "Los abordaremos en su debido momento", agregó.

Irán niega las acusaciones occidentales de que busca la capacidad para fabricar armas nucleares, al decir que ese tipo de afirmaciones no tienen fundamento y están inventadas por sus enemigos. Años de retórica hostil y confrontación elevaron los temores a una nueva guerra en Oriente Medio.

Pero una iniciativa diplomática para resolver la disputa de una década cobró ritmo después de las elecciones de junio pasado del moderado Hassan Rouhani como presidente de Irán, bajo una plataforma para aliviar el aislamiento internacional.

Irán y seis potencias acordaron a fines del año pasado en un entendimiento interino reducir el programa nuclear a cambio de un alivio de las sanciones que han afectado la economía del productor de petróleo y comenzarán la semana próxima conversaciones sobre un acuerdo a largo plazo.

La investigación de la IAEA sobre lo que llama las posibles dimensiones militares de la actividad nuclear de Irán es diferente, aunque está muy ligada, a una iniciativa diplomática mayor entre Teherán y Estados Unidos, Francia, Alemania, Gran Bretaña, Rusia y China.

La pesquisa está enfocada en la pregunta de si Irán buscó tecnología para una bomba atómica en el pasado y, si lo hizo, determinar si ese trabajo se detuvo desde entonces.

Diplomáticos dicen que la manera en que las conversaciones entre Irán y la IAEA avancen será importante también para el resultado de la diplomacia de las grandes potencias, que Occidente espera lleve a un acuerdo que impida al país obtener la capacidad de fabricar una bomba atómica en el corto plazo.

Reuters