DAVID MONROY
5 de mayo de 2013 / 02:44 p.m.

Morelos • Zambrano aceptó ayer que el esquema que ha prevalecido en su partido, "donde convergían corrientes, subcorrientes; grupos y subgrupos", ya está agotado, por lo que anunció la búsqueda del perredismo de una nueva forma de integración, en un Congreso Nacional que se realizará en julio o agosto próximo.

Al encabezar en el Cuartel General de Emiliano Zapata, en Morelos, el festejo por el 24 aniversario de la fundación del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Zambrano se pronunció por un partido de "puertas abiertas" donde lleguen otros líderes, otros grupos, donde lo que cuidemos, "como la niña de nuestros ojos, sea la unidad... la unidad en la diversidad".

Asimismo, el dirigente perredista llamó también a construir la reforma educativa a través de un gran debate nacional donde el actor principal sea el maestro acompañado de los padres de familia.

Negó que el gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero haya perdido políticamente a su estado, al tiempo de descalificar la violencia y al vandalismo como formas de lucha, como sucede con el movimiento magisterial que prevalece en aquella entidad.

Guerrero "no vive escenarios de ingobernabilidad... Ha tenido momentos difíciles, vive una situación complicada, hay que reconocerlo", sin embargo Aguirre mantiene el control de su estado, reiteró.

La lucha radical, incluso por las armas, no son las vías adecuadas para generar cambios en México, expresó el perredista al recordar que su paso por grupos subversivos le permite concluir que "en la actualidad lo mejor es buscar los canales adecuados de expresión".

Y agregó: "No estoy en contra de las marchas, lo que descalifico son los daños a terceros (y) los actos de vandalismo que hemos visto", apuntó.