NOTIMEX
7 de mayo de 2017 / 07:08 a.m.

ISLAMABAD.- Al menos dos mil familias fueron afectadas por los enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad de Pakistán y de Afganistán en el paso fronterizo de Chaman, que continúa cerrado por el gobierno de Islamabad
Chaman conecta el distrito afgano de Spin Boldak, en la provincia de Kandahar, con la región paquistaní de Baluchistán y la situación en la frontera entre ambas naciones se mantiene en estado de alerta.

Pakistán había cerrado la frontera el viernes después de los ataques de las fuerzas afganas contra el personal del censo y de seguridad, que escoltaba a los trabajadores, que dejó 12 muertos y 40 heridos.

Una segunda reunión entre los comandantes militares paquistaníes y afganos, sostenida en la Puerta de la Amistad, terminó sin ningún acuerdo. Anteriormente, un encuentro celebrado el viernes por la noche también terminó sin ninguna decisión.

El choque, que se prolongó por varias horas, estalló la mañana de este viernes en el paso fronterizo Puerta de la Amistad, después que las fuerzas afganas dispararon contra personal de seguridad paquistaní que resguardaba a un equipo que realizaba el censo nacional en ese punto.

El comandante del sector de la frontera norte, general Nadeem Sohail, representó a Paquistán y el general Ahmedi del ejército nacional afgano llevó a la delegación de su país. Ambas partes discutieron el incidente del viernes y defendieron sus posiciones.

"El general afgano y su delegación regresaron a Afganistán sin ninguna decisión", dijeron las fuentes, pero agregaron que no se pueden descartar más reuniones a este nivel. Mientras tanto, Pakistán desplegó más tropas del ejército en la frontera.

El gobierno afgano retiró a la policía de la zona fronteriza y desplegó personal del ejército, mientras las autoridades interesadas pidieron a las personas que viven en las aldeas cercanas a la frontera que se desplazaran a lugares seguros. La mayoría de los aldeanos ya han abandonado sus hogares.

Las autoridades han restringido el movimiento de personas en las zonas hasta que la situación se normalice.

"No hay movimiento de personas y vehículos en las zonas fronterizas", indicó un funcionario de la administración de Chaman.

"La Puerta de la Amistad no se abrirá hasta que se resuelva el problema", dijeron los funcionarios.

Las autoridades de la ciudad fronteriza de Chamán cerraron todas las escuelas y colegios por un período indefinido.

El Director General de la Autoridad para la Gestión de Desastres de la Región de Balochistán (PDMA), Muhammad Tariq, dijo que alrededor de dos mil familias que viven en pueblos cercanos a la frontera han sido afectadas por los ataques.

En una rueda de prensa, señaló que 19 camiones cargados con artículos de socorro, incluyendo alimentos, carpas y mantas habían llegado a Chaman para su distribución entre las familias afectadas.

El ministro de Defensa, Khawaja Mohammad Asif, destacó la necesidad de promover la cooperación mutua entre Pakistán y Afganistán para la eliminación del terrorismo y el establecimiento de una paz duradera en la región.

El ministro, sin embargo, condenó el asesinato de paquistaníes inocentes en los ataques de las fuerzas afganas.
Aseguró que Pakistán estaba monitoreando la situación en sus fronteras y tomaría las medidas necesarias para proteger sus fronteras.

El país respondería instantáneamente y de manera efectiva al enemigo en las violaciones fronterizas, puntualizó.

Asif acotó que Pakistán está eliminando con éxito el terrorismo y desempeñando continuamente un papel de primera línea para la paz mundial.