11 de mayo de 2013 / 09:56 p.m.

Ciudad de México  • El presidente del Senado, el panista Ernesto Cordero, dijo que no confía en que el adéndum del Pacto por México sea garantía de que los gobiernos priistas saquen las manos del proceso electoral, por lo que su bancada impulsará una reforma política, en donde “no les den atole con el dedo” y en esta ocasión incluirán la segunda vuelta, la reelección legislativa y la reforma al Coneval.

En entrevista con MILENIO, el también coordinador panista afirmó que de disolverse el Pacto por México “no pasaría nada” y se tendría que hacer política como se ha hecho antes.

Criticó la adhesión al Pacto, pues reclamó que los puntos sumados solo son compromiso de cumplir lo que ya se encuentra en la ley, y que además su partido aceptó regresar a este acuerdo con la condición de que se aplique la ley en el caso de Veracruz, y hasta el momento “no hay nadie castigado”.

Destacó que durante los sexenios panistas, contrario a lo que se ha señalado de que hubo parálisis legislativa, ha sido cuando más se ha modificado el marco legal y la Constitución.

“Si nosotros vemos el número de modificaciones legales y constitucionales que se han hecho en los últimos años, por mucho, los últimos 12 años son los dos periodos sexenales, hablando de administraciones presidenciales, que más se ha modificado el marco legal y es la Constitución.

“El país nunca ha estado paralizado, el país siempre ha estado avanzando y ojala siga avanzando. La trayectoria de crecimiento del país no empezó hace 5 meses, empezó hace 17 años”, expresó.

¿Y sin Pactos?

Pues mira, el Pacto es un instrumento valioso para fijar agenda, pero el contenido de las iniciativas, el alcance, la negociación, la votación, pues se hace en las Cámaras, se hace en el Congreso y por eso es importante respetarlo. Me parecería también que decir que antes del Pacto pues el país no llegaba a acuerdos,. No, el país siempre se ha puesto de acuerdo.

-Si se llegara a disolver el Pacto por México, digamos que estuvo cerca hace poco, ¿qué pasaría?

Nada, no pasaría nada. Pasaría que se haría política como se ha hecho en México y como se hace en todo el mundo. Se acercan los partidos representados en las Cámaras, en el Congreso, fijan una agenda. El gobierno fija su agenda, se ponen de acuerdo, deciden cuál es la agenda que se va a sacar adelante. Habrá agenda del gobierno por supuesto, habrá agenda de los partidos representados en el Congreso y se ponen de acuerdo, sacan adelante la agenda como lo hicimos en México desde 1997 que tenemos gobiernos divididos.

Omar Brito y Angélica Mercado