23 de mayo de 2013 / 03:55 p.m.

El gobernador ""Ángel Aguirre Rivero mandó por un tubo a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) al reincorporar a la administración pública al ex procurador Alberto López Rosas"", sostuvo el diputado local del PRI, Héctor Astudillo Flores.

Astudillo Flores consideró importante reforzar la postura que en la sesión del miércoles 22 de mayo fijó el coordinador de la fracción parlamentaria del PRI, Héctor Apreza Patrón, quién solicitó suspender la designación de López Rosas como titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (ST y PS).

Recordó que López Rosas está sujeto a un juicio político a partir de las violaciones a los derechos humanos que se cometieron durante el desalojo del 12 de diciembre de 2011, que arrojó el saldo de dos estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa asesinados.

De acuerdo con el presidente de la Comisión Instructora, Omar Jalil Flores Majúl el juicio está en proceso y habrá de tardar hasta tres meses en llegar a su desenlace.

El juicio fue solicitado por la CNDH, que por primera vez en su historia ejerció facultades como órgano con facultades para realizar trabajos de investigación, de ahí que haya encontrado elementos para llevar a juicio a quien fue titular de la Procuraduría General de Justicia (PGJ).

"“Si querían reivindicarlo, hubieran esperado a que el juicio terminara y si quedaba exonerado, pues entonces lo podrían reinstalar hasta en la Procuraduría de Justicia”", indicó.

Pero por la forma en que se manejaron las cosas, sostuvo que se cometió un error político y estableció: “"con este nombramiento, podemos decir que Angel Aguirre mandó por un tubo a la Comisión Nacional de Derechos Humanos y su recomendación sobre el caso Ayotzinapa”".

 ROGELIO AGUSTÍN ESTEBAN