29 de enero de 2013 / 02:02 p.m.

 El gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, minimizó el problema de la deudas locales, al referir que el monto asciende apenas a 3.5% del producto interno bruto y lo más importante es encontrar la fórmula que les permita seguir accediendo a créditos, para el desarrollo de estados y municipios.

A su vez, el coordinador priista en el Senado, Emilio Gamboa, dijo que coincide con Carstens en que no es malo endeudarse, pero es más malo no pagar por ello en el encuentro que tuvieron con el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, éste les dijo a los legisladores del PRI que no habrá rescate de ningún estado.

"“No van a hacer canonjías a ningún municipio, de ningún partido y de ningún color, pero fue tema que se tocó y nosotros estamos de acuerdo”", dijo Gamboa.

Carstens se reunió ayer con la bancada perredista en el Senado, donde de acuerdo con el senador Fernando Mayans, les dijo que una fórmula puede ser el refinanciamiento.

Sin embargo, en entrevista Carstens aseveró que derivado del trabajo del Consejo de Estabilidad Financiera, el Banxico considera que si bien es muy importante el tema de estados y municipios, obviamente a nivel de cada entidad y del sistema financiero en su conjunto, "“no estamos en una circunstancia donde ese tema tenga una importancia sistémica”".

Subrayó que, al final del día, los agregados son como de 3.5% del PIB "“y realmente y sobre todo un porcentaje muy alto de todos los endeudamientos son sanos”".

Aseguró que además esos endeudamientos están bien colateralizados y sí es un tema que hay que discutir, pero desde el punto de vista de estabilidad financiera, porque ese no es el tema toral. "“Yo creo que lo que es fundamental es cómo podemos hacer que los estados y municipios sigan gozando del acceso al crédito"”.

 — ANGÉLICA MERCADO