30 de abril de 2014 / 06:38 p.m.

DENVER, Colorado.- El experimento con la marihuana en Colorado está amenazado por la muy popular preferencia de comerla en lugar de fumarla, lo que ha llevado a la industria de esta yerba a unirse a funcionarios de sanidad y reguladores estatales para tratar de frenar el problema de consumidores que ingieren demasiada marihuana.

Un grupo que se reúne el miércoles planea comenzar a trabajar para afinar los reglamentos de Colorado sobre los comestibles, término utilizado por la industria para la marihuana que ha sido concentrada e integrada a alimentos o bebidas.

"Básicamente, estamos tratando de determinar cómo concebir una concentración razonable de THC (Tetrahidrocannabinol) en comestibles de manera que sea segura", dijo el doctor George Sam Wang, del Hospital Infantil de Colorado, un especialista en urgencias pediátricas que ha atendido a niños y bebés que se han enfermado después de comer marihuana.

Los alimentos con marihuana están teniendo éxito en el nuevo mercado recreativo del estado.

Algunos escogen la marihuana comestible debido a preocupaciones de salud si la fuman. Otros son visitantes que no encuentran un hotel que permita fumarla y tienen el obstáculo de la ley que prohíbe hacerlo en el exterior. Ya sea por inexperiencia o confusión, muchos están comiendo demasiada marihuana muy rápidamente, con consecuencias potencialmente fatales.

Un estudiante universitario de Wyoming saltó el mes pasado del balcón de un hotel de Denver y falleció después de consumir seis veces la dosis recomendada de galletas con marihuana. Y a inicios de este mes, un hombre de Denver acusado de haber disparado a su esposa supuestamente comió caramelo con marihuana antes del ataque, aunque la policía dijo que podría haber tenido otras drogas en su organismo.

Las muertes han subrayado una queja común entre los nuevos consumidores de marihuana: no saben cuanta yerba comer y luego tienen experiencias desagradables cuando consumen demasiada.

Colorado ya limita el THC —químico intoxicante de la marihuana— en productos comestibles a 10mg por porción, con un máximo de 10 porciones por paquete. Hacer comparaciones exactas es engañoso debido a que la marihuana varía ampliamente en potencia y calidad, pero 10mg de THC es considerado aproximadamente al equivalente de la cantidad de un cigarrillo de tamaño mediano.

Los comestibles deben ser vendidos en contenedores opacos que no puedan será abiertos por niños y adviertan explícitamente que el producto contiene marihuana y que no ha sido probado en cuanto a seguridad y potencia.