14 de enero de 2015 / 02:26 p.m.

Egipto.- La rama yemení de Al-Qaeda aceptó la responsabilidad por el atentado en París contra el periódico satírico Charlie Hebdo, con uno de sus comandantes diciendo que el asalto se produjo en venganza por la publicación de caricaturas del profeta Mahoma, considerada un insulto en el islam.

La reivindicación se produjo en un video publicado por Nasr al-Ansi, uno de los máximos comandantes militares de al-Qaeda en la Península Arábiga (AQAP), subido a la cuenta del grupo en Twitter. Fue la primera reivindicación oficial del grupo, aunque un miembro de AQAP ya había confirmado el viernes que el grupo había realizado el ataque, hablando bajo condición de anonimato porque no estaba autorizado a hablar.

En los 11 minutos de grabación, al-Ansi dice que la matanza en el semanario, en la que murieron 12 personas —incluyendo editores, dibujantes y periodistas, además de dos agentes de policía, fue una "venganza por el profeta".

Dijo que AQAP "escogió el objetivo, diseñó el plan y financió la operación" contra el semanario, aunque no proporcionó pruebas para sustentar su reclamación.

Las órdenes, afirmó, procedían del máximo líder de al-Qaida, Ayman al-Zawahiri, sucesor de Osama bin Laden. El ataque contra las oficinas del semanario en París fue el comienzo de tres días de terror en Francia en los que 17 personas murieron antes de que los asaltantes, tres extremistas islámicos, fueran abatidos por las fuerzas de seguridad.

Los dos hermanos que atacaron la publicación, Said y Cherif Kuachi, eran "héroes", dijo al-Ansi.

"Enhorabuena, nación del islam, por esta venganza que ha confortado nuestro dolor", dijo al-Ansi. "(...) por estos hombres valientes que despejaron el polvo de la desgracia y encendieron la antorcha de la gloria en la oscuridad de la derrota y la agonía".

En el video, el líder extremista no reclamó la responsabilidad por los posteriores ataques en París de un amigo de los Kouachi, Amedy Coulibaly, que mató a una policía francesa el jueves y el viernes asaltó un supermercado judío matando a cuatro rehenes.

Dos días después de la muerte de Coulibaly se hizo público un video en el que el agresor juraba lealtad al grupo Estado Islámico, una milicia rival de al-Qaida, diciendo que había trabajado en coordinación los Kouachi, los "hermanos de nuestro equipo".

El video de Coulibaly planteó dudas sobre una posible cooperación entre los grupos rivales, que compiten por recursos, reclutas y el liderazgo de la yihad. Pero al-Ansi dijo que se había tratado de una "coincidencia".

Además, al-Ansi acusó a Francia de pertenecer al "partido de Satán" y dijo que el país "comparte todos los crímenes de Estados Unidos"  contra los musulmanes, en referencia a la ofensiva militar gala en Mali.

También amenazó con más "tragedias y terror" en el futuro.

FOTO: EspecialAP