AP
6 de mayo de 2015 / 11:44 a.m.

Baltimore.- La alcaldesa de Baltimore pidió a investigadores federales que indaguen si la policía de esa ciudad recurre a patrones de uso excesivo de la fuerza y políticas discriminatorias.

La alcaldesa Stephanie Rawlings-Blake dijo el miércoles que la comunidad tiene una "relación fracturada" con la policía. Su petición ocurrió un día después de que la nueva secretaria de Justicia, Loretta Lynch, visitara la ciudad. La alcaldesa dijo que Lynch comprende lo urgente de su petición.

Baltimore fue escenario de disturbios luego de la muerte de Freddie Gray, un hombre negro que fue detenido por la policía y sufrió graves heridas cuando estaba arrestado. Murió una semana después. El Departamento de Justicia investiga si sus derechos civiles fueron violados y seis agentes estaban acusados por la detención y su muerte.

La investigación solicitada por la alcaldesa es similar a la que se llevó a cabo en Ferguson, Missouri.

POLICÍA DESAFÍA A LA FISCALÍA, ASEGURA QUE GRAY TENÍA UN ARMA ILEGAL

Antes se conoció que uno de los policías que detuvieron a Freddie Gray desafío a la policía y a la fiscalía a presentar un cuchillo por el que fue arrestado Gray, y dijo en documentos interpuestos ante la corte que se trata de un arma ilegal.

Sus abogados presentaron la petición el lunes en nombre del agente Edward Nero, acusado de agresión en segundo grado, mala conducta en el ejercicio de sus funciones y detención ilegal. La demanda parecía desafiar el argumento en el que se basan las acusaciones contra Nero tras la detención de Gray, un hombre negro que murió una semana más tarde después de sufrir una grave lesión en la médula espinal cuando estaba detenido.

La fiscal jefe de Baltimore, Marilyn Mosby, presentó cargos el viernes contra Nero y otros cinco agentes. Mosby dijo que los agentes habían detenido sin justificación a Gray, porque el cuchillo que llevaba en el bolsillo es legal dentro de la legislación estatal.

Mark Zayon, abogado de Nero, argumenta en su petición que el cuchillo en el bolsillo de Gray —descrito en los documentos de acusación como "un cuchillo auxiliado con un resorte operado con una mano"— es ilegal tanto bajo una ordenanza de Baltimore contra tales armas como bajo la ley estatal. Maryland, afirmó, considera ilegal una navaja si se abre de forma automática presionando un botón, con un resorte o con otro sistema en el mango.

Pero algunos abogados, como Andy Alperstein, que ha representado a policías pero no participa en el caso Gray, señaló que esos cargos sólo pueden demostrarse si Gray fue detenido de forma ilegal. Si la navaja era ilegal, "no hay caso" contra Nero y otro agente, afirmó.

"Si los hechos fueran que la navaja era ilegal, entonces la detención de Gray estaría justificada. Incluso si no fuera ilegal y los agentes actuaron de buena fe, podría ser el mismo resultado. Todos los cargos se caen", dijo Alperstein.

Algunas navajas con resorte de abren presionando una pieza adosada al mango.

Muchos cuchillos tienen este mecanismo de apertura asistida con resorte, pero no son los cuchillos automáticos prohibidos bajo la ley de Maryland, dijo Michael Faith, director de comercialización de la tienda de artículos deportivos Henderson's Sporting Goods en Hagerstown.

"Un cuchillo automático significa que todo lo que uno hace es apretar un botón y la navaja sale", señaló Faith. "Muchos cuchillos tienen una leve asistencia de resorte de forma que, cuando uno lo presiona con el pulgar para que se abra, la navaja sale casi por sí misma".