NOTIMEX
23 de septiembre de 2016 / 07:25 p.m.

ESTADOS UNIDOS.- El video del tiroteo en el que es abatido el afroamericano Keith Lamont Scott “no es concluyente” y debe ser hecho público, pidió hoy la alcaldesa de Charlotte, Jennifer Roberts, tras una noche de protestas, en gran medida pacíficas.

El jefe de Policía de Charlotte- Mecklenberg, Kerr Putney, señaló que favorece la liberación de esos videos, pero se hará hasta que se reúna la información suficiente para que las imágenes sean parte de un paquete de modo que el incidente “se pueda entender completamente”.

Putney hizo sus comentarios en una rueda de prensa con información actualizada sobre la investigación y la respuesta de la policía y la Guardia Nacional a la tercera noche de protestas por la muerte el martes pasado de Scott, de 43 años, en el lugar en el que esperaba a su hijo de la escuela.

Las manifestaciones del jueves fueron en gran medida pacíficas. Tres personas fueron detenidas, y cuatro miembros de las fuerzas del orden sufrieron heridas leves.

Por otra parte, Putney anunció el arresto de un sospechoso en el tiroteo fatal, la noche del miércoles, cuando el manifestante Justin Carr perdió la vida. El sospechoso fue identificado como Rayquan Borum.

Charlotte, la ciudad más grande de Carolina del Norte, ha sufrido días de tensión racial desde la noche del martes por la muerte de Scott, y la policía ha arrestado a más de 50 personas en los disturbios.

La familia de Scott que vió el video del tiroteo exigió que la policía lo haga público, mientras su abogado dijo que no podía decir si el hombre estaba sosteniendo un arma, como asegura la policía. El policía afroamericano que disparó a Scott se encuentra bajo licencia.

La policía dice que los disparos a Scott fueron justificados, mientras que la familia asegura que lo mataron mientras caminaba hacia atrás con las manos de lado.

La alcaldesa afirmó que el toque seguirá en efecto por segundo día consecutivo desde la medianoche y hasta las 06:00 horas locales.
En otro incidente con tintes raciales, en Tulsa, Oklahoma, la policía Betty Shelby, quien enfrenta un cargo de homicidio de primer grado por la muerte a tiros de un afroamericano, fue arrestada esta madrugada y salió bajo fianza de 50 mil dólares.

Shelby, de raza blanca, disparó a Terence Crutcher, de 40 años, cuando estaba con su camioneta averiada en una carretera la semana pasada.