19 de enero de 2015 / 03:17 p.m.

Roma.- La corrupción ha alcanzado niveles "intolerables" en Italia, aseguró este lunes el ministro de Justicia, Andrea Orlando, al presentar ante la Cámara de diputados un informe sobre la administración de justicia en el país.

Orlando resaltó que la corrupción está frecuentemente entrelazada con la mafia.

"Las indagaciones judiciales han demostrado que la corrupción ha alcanzado dimensiones intolerables, con un frecuente enlace con organizaciones de tipo mafioso y esto tiene efectos devastadores en el plano económico", indicó.

El ministro italiano no dio datos sobre el fenómeno, pero un reciente reporte de la Comisión Europea estimó que en Italia la corrupción cuesta unos 60 mil millones de euros (70 mil millones de dólares) anuales, lo que equivale al 4.0 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) del país.

Orlando reconoció que el mal funcionamiento del sistema judicial representa uno de los mayores obstáculos para el crecimiento del país.

También defendió la necesidad de restablecer el delito de falsedad presupuestal, derogado durante los gobiernos de Silvio Berlusconi, pues lo consideró "un tema crucial en el combate de las formas más graves de criminalidad económica".

Explicó que la propuesta del Ejecutivo de Matteo Renzi en la materia consiste en considerar la falsificación presupuestal como un ilícito "peligroso", elevando las sanciones contra quien lo comete.

Orlando informó que a final de 2014 había ante la justicia civil un total de cuatro millones 800 mil causas pendientes y que por primera vez desde 2009 el número quedó abajo de los cinco millones.

Una parte del informe estuvo dedicada a la amenaza terrorista que, dijo, también ha alcanzado niveles "altísimos" en Italia.

"La creciente amenaza del terrorismo impone la obligación de reforzar los instrumentos de prevención y represión y son ineludibles nuevas medidas para hacer más eficaz el control de materiales que podrían ser usados en atentados", señaló.

Asimismo, dijo que se requieren medidas específicas contra los llamados "combatientes extranjeros" o militantes del fundamentalismo islámico frecuentemente originarios de Europa, pero que han sido adiestrados en los teatros de guerra en Medio Oriente.

Por otra parte, Orlando informó que hasta el 31 de diciembre de 2014 en las cárceles italianas había 53 mil 623 detenidos, frente a los 62 mil 536 de un año antes.

FOTO: Especial

NOTIMEX