AP
1 de diciembre de 2015 / 02:42 p.m.

Berlin.- El gabinete de Alemania aprobó planes para destinar hasta mil 200 soldados a la Coalición Internacional que lucha contra el grupo extremista Estado Islámico en Siria.

La orden requiere de la aprobación del Parlamento. La coalición de gobierno de la canciller, Angela Merkel, tiene una amplia mayoría en la cámara y la aprobación parecía garantizada en la votación, que según legisladores del bloque conservador en el gobierno podría celebrarse el viernes.

Tras los atentados terroristas en París, Merkel accedió a una petición del gobierno francés para apoyar sus operaciones contra la milicia radical en Siria.

Los planes germanos contemplan el envío de un avión Tornado de reconocimiento, aviones de repostaje y una fragata a la región para proteger al portaaviones francés Charles de Gaulle en el Mediterráneo oriental, pero no entrarán en combate.

El ministro de Exteriores Frank-Walter Steinmeier dijo al diario Bild que no espera que los mil 200 soldados participen en la misión al mismo tiempo. La cifra es un límite máximo que, como es habitual con los mandatos militares, incluye un considerable "margen de seguridad".

"Hacemos lo que se necesita a nivel militar, lo que podemos hacer mejor y podemos aceptar a nivel político", dijo.

Los partidos opositores de izquierda en el Parlamento son muy escépticos con el plan. Simone Peter, líder de los Verdes, puso en duda que haya suficiente base legal para el despliegue y señaló a la ausencia de un mandato claro de Naciones Unidas.

"La cuestión legal no es la única", dijo Peter a la televisora ARD. "Decimos claramente que este despliegue tampoco tiene un objetivo político, un concepto político, y por tanto es irresponsable".

El despliegue más grande que mantiene ahora el ejército alemán forma parte de la misión de instrucción Apoyo Decidido de la OTAN en Afganistán, con poco menos de mil efectivos. En el momento más intenso de la misión de combate anterior llegó a tener unos 5 mil soldados en el país.

Alemania también tiene previsto aumentar su presencia en Mali, donde ahora tiene unos 200 soldados.