AP
21 de noviembre de 2016 / 03:36 p.m.

TOKIO.- Los habitantes de las costas en Japón recibieron el martes la orden de dirigirse a tierras altas debido al fuerte sismo de magnitud 7.4 registrado en el litoral de la prefectura de Fukushima.

La Agencia Meteorológica de Japón emitió una alerta de tsunami ante la posibilidad de que el sismo causara olas de hasta tres metros (10 pies) en Fukushima, y un aviso de tsunami para gran parte del resto de la costa noreste de Japón que da al Pacífico.

No se informó de momento de heridos ni daños.

Tsunamis de 90 centímetros (tres pies) fueron registrados alrededor de una hora después del movimiento telúrico, que sucedió después de las 6 de la mañana.

En la prefectura de Fukushima se encuentra una planta nucleoeléctrica destruida por un gigantesco tsunami causado por un maremoto en 2011.

La compañía operadora de la planta Dai-ichi de Fukushima dijo que no había anormalidades visibles en las instalaciones, aunque se detectó que la marea había aumentado un metro frente a la costa.

La operadora Tepco dijo que una bomba que suministra agua fría al estanque de combustible empobrecido en la planta cercana Dai-ni de Fukushima dejó de funcionar temporalmente, pero que ya está funcionando de nuevo.

La compañía, con sede en Tokio, emprendió una investigación sobre la causa de esa falla.

Aunque la Agencia Meteorológica de Japón comunicó que el sismo fue de 7.3 grados, el Servicio Geológico de Estados Unidos fijó su magnitud de 6.9 grados.

El sismo remeció edificios en Tokio, a 240 kilómetros (150 millas) al suroeste del epicentro.

La agencia meteorológica de Japón dijo que el temblor se registró a una profundidad de 10 kilómetros (seis millas).

La televisora pública NHK exhortó a la gente a que desaloje las costas de inmediato, y les recordó el devastador maremoto de 2011 que causó la muerte de unas 18 mil personas.