12 de junio de 2014 / 12:29 a.m.

EU.- Cuando un hombre armado amenazó una pequeña universidad de Seattle, un estudiante le roció gas lacrimógeno, lo cual puso fin a su agresión. La policía dijo que esta estrategia posiblemente salvó vidas.

Cuando una pareja armada que ya había matado a dos agentes ingresó a un Wal-Mart de Las Vegas, un cliente que traía un arma oculta intentó confrontarlos y fue asesinado. La policía dijo que murió "intentando proteger a otros".

Y cuando un estudiante de una secundaria de Oregon baleó de muerte a un compañero e hirió a un maestro, éste logró ingresar a una oficina y avisó a las autoridades. Fuentes policiales indicaron que probablemente evitó más muertos.

Estos escenarios, todos ocurridos la semana pasada, muestran las decisiones arriesgadas y que podrían salvar vidas que enfrenta cualquiera que esté en el camino de un atacante con un arma en mano. En una época en que las balaceras parecen ocurrir casi a diario, ¿cómo debería reaccionar el público si alguien ataca con un arma en el trabajo, en la escuela, en un cine o en una tienda?

¿QUÉ DICEN LOS EXPERTOS QUE DEBE HACER LA GENTE EN CASO DE QUE ALGUIEN ESTÉ DISPARANDO?

Bo Mitchell, presidente de 911 Consulting, dice a sus clientes que lo primero que deben considerar es huir.

"Si ven que esto ocurre lo suficientemente lejos de ustedes, corran", dijo Mitchell. Si eso es imposible, recomienda ocultarse en una habitación y cerrar la puerta con llave.

Luchar contra el agresor es un último recurso. En ese caso, hay que actuar "con rapidez y sorpresa total", en los que uno toma "un extintor de incendios o unas tijeras o una silla" y va tras el tipo "porque no hay otra opción".

¿LAS RECOMENDACIONES DE LOS EXPERTOS HAN CAMBIADO?

No, dice Mitchell. El grado "de amenaza define la respuesta. Este tipo de amenazas ocurre desde hace un siglo o más, pero la cantidad de sucesos está aumentando y eso es preocupante", señaló.En cada uno de los casos recientes, las víctimas tuvieron que tomar decisiones rápidas sobre su propia seguridad y la protección de los que los rodeaban.

¿LA POLICIA HA MODIFICADO SU ESTRATEGIA DE RESPUESTA?

Antes de la balacera de 1999 en la secundaria Columbine, la respuesta de la policía a los tiroteos masivos era más lenta y cautelosa. Pero a medida que aumentan este tipo de situaciones, las autoridades han modificado sus tácticas para responder con más rapidez.

Ahora más agentes locales saben cómo dispersarse en equipos para eliminar rápidamente la amenaza de un hombre armado, dijo Thomas Aveni, director ejecutivo del Consejo de Estudios de Políticas de Policía, con sede en Nueva Hampshire.

Los paramédicos y los bomberos también están recibiendo capacitación "para responder lo más rápidamente posible, en lugar de esperar recursos adicionales".

FOTO: Archivo

AP