AP  | MULTIMEDIOS DIGITAL
26 de agosto de 2015 / 03:35 p.m.

Estados Unidos.- La reportera de televisión y el camarógrafo que murieron a balazos el miércoles en Virginia, mientras efectuaban una entrevista en vivo para un programa matutino, eran dos jóvenes al comienzo de sus carreras.

La reportera Alison Parker estaba cumpliendo su sueño de trabajar en un noticiero de televisión. El camarógrafo Adam Ward había trabajado durante varios años para WDBJ en el departamento de producción y después como camarógrafo.

Los dos publicaron fotos suyas en redes sociales en las que se les veía trabajando juntos en diferentes asignaciones.

Parker, de 24 años, fue contratada de tiempo completo por la emisora hace poco más de un año, dijo Jeffrey Marks, el gerente general de WDBJ-TV.

"Tomó la tarea de los reportajes matutinos en vivo con gran entusiasmo y energía", comentó Marks. "Nadie podría haberlo hecho mejor. Todos la estimaban".

Parker y Ward fueron asesinados por un hombre a quien se describió como un ex empleado disgustado. El ataque se registró la cámara de Ward e incluso captó una imagen del agresor cuando estaba en el piso.

Parker estaba entrevistando a una funcionaria de desarrollo económico sobre el turismo local cuando se escucharon los disparos. Gritó, corrió y se oyó cuando caía.

Alison Parker y Adam Ward
Alison y Adam posan con chamarras de invierno y máscara de esquí en una videoteca | TWITTER
Alison Parker y Adam Ward
Sus colegas los describieron como los compañeros más entusiastas que cada mañana alegraban el equipo | FACEBOOK
Alison Parker y Adam Ward
Alison se toma una selfie con Adam y otro compañero de la cadena WDBJ-TV | FACEBOOK

Tanto colegas como competidores dijeron que eran periodistas dedicados. Los dos se criaron en el área. Ward estudió en Virginia Tech. Parker se crio en Martinsville y asistió a la Universidad de James Madison.

Alison y Adam también hallaron el amor en la emisora. Ward estaba comprometido con una productora, Melissa Ott, que estaba en la cabina, observando la entrevista, cuando se produjo el ataque.

Melissa estaba en su último día de trabajo, pues había sido contratada en otro canal en Carolina del Norte. Adam Ward le había regalado por la mañana globos y flores.

Parker acababa de mudarse con su novio, el conductor Chris Hurst, que publicó varios mensajes en Twitter y Facebook. "Era la mujer más radiante que conocí", escribió. ". Fueron "los mejores nueve meses de nuestras vidas" y "queríamos casarnos".

Eran personas "disponibles para cualquier cosa que les pidiéramos", calificó Jeffrey Marks, gerente general de WDBJ-TV, a los dos periodistas.