REUTERS
7 de marzo de 2016 / 08:49 a.m.

Seúl. — Tropas surcoreanas y estadounidenses comenzaron el lunes ejercicios militares de gran escala en una prueba anual de sus defensas contra Corea del Norte, que calificó la acción conjunta como "movimientos de guerra nuclear" y amenazó con responder con una ofensiva sin cuartel.

Corea del Sur dijo que los ejercicios serían los más grandes de la historia, luego de que la cuarta prueba nuclear realizada en enero por Corea del Norte y del lanzamiento el mes pasado de un misil de largo alcance desató una resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y nuevas sanciones.

La aislada Corea del Norte ha rechazado las críticas a sus programas nuclear y de misiles, incluso de su antiguo aliado China, y la semana pasada su líder Kim Jong Un ordenó que el país esté preparado para usar armas nucleares frente a lo que ve como crecientes amenazas de sus enemigos.

El comando militar conjunto de Estados Unidos y Corea del Sur dijo que había notificado a Corea del Norte de "la naturaleza no provocadora de este entrenamiento", que involucra a unos 17 mil soldados estadounidenses y a más de 300 mil surcoreanos.

El ministro de Defensa de Corea del Sur dijo que no había visto ninguna actividad militar inusual de Corea del Norte.

"El Ejército y el pueblo de la RPDC (República Popular Democrática de Corea) lanzará una ofensiva sin cuartel para contrarrestar decisivamente las medidas nucleares histéricas de Estados Unidos y sus seguidores", dijo la Comisión Nacional de Defensa de Corea del Norte en un comunicado emitido por la agencia de noticias KCNA.

Corea del Norte suele realizar amenazas rutinarias de una acción militar en respuesta a ejercicios anuales, los que ve como una preparación para una guerra contra su país.

La amenaza del lunes estuvo en línea con la retórica usual que utiliza para denunciar estos ejercicios.