AP
22 de octubre de 2017 / 11:05 p.m.

BUENOS AIRES. — El gobierno de Mauricio Macri obtuvo un amplio respaldo de la población en las elecciones legislativas del domingo en Argentina, lo que le permitirá avanzar en el Congreso con una serie de reformas trascendentales y aspirar a la reelección en 2019.

El oficialismo se imponía en la mayoría de las provincias, entre ellas la capital, Córdoba, Santa Fe y Mendoza, cuatro de los distritos de mayor peso electoral, según los primeros resultados oficiales difundidos por el Ministerio del Interior.

En Buenos Aires, el distrito más poblado del país y que concentra 40% del electorado, la coalición gobernante Cambiemos ganaba 42,45% contra 36,11% de Unidad Ciudadana, que lleva como candidata a senadora a la expresidenta Cristina Fernández (2007-2015) _quien no obstante se asegura un escaño.

Este domingo serán elegidos 24 de 72 senadores y 127 de 257 diputados.

El resultado más abultado para el oficialismo se registraba en la capital, donde Elisa Carrió obtenía 50,95% de los votos contra 21,73% del kirchnerista Unidad Porteña.

Con este panorama, el oficialismo aumenta su presencia en el Congreso y aunque no llegue al quorum propio tendrá la fortaleza para impulsar reformas claves en el mercado laboral, de impuestos y en el sistema político. Según Macri, un tecnócrata conservador, estas medidas le permitirán al país ganar previsibilidad ante los inversores extranjeros y generar condiciones para un crecimiento económico sostenido.

El presiente, además, queda bien perfilado para buscar la reelección en 2019, mientras la oposición continúa fragmentada y sin un liderazgo claro.

Los resultados evidencian que el apoyo electoral a Macri no fue afectado por la muerte del activista Santiago Maldonado, cuya desaparición el 1 de agosto _durante una protesta de la comunidad mapuche en la Patagonia dispersada por una fuerza federal_ causó una fuerte conmoción social y protestas multitudinarias.

Pese a la derrota en Buenos Aires, la expresidenta Fernández se aseguraba una banca en el Senado como la segunda fuerza más votada, lo cual le otorgaría inmunidad justo en momentos en que la justicia ha redoblado la presión sobre ella en causas por corrupción durante su gobierno.

Fernández, además, deberá presentarse a declarar el 26 de octubre como sospechosa de haber intentado proteger a los iraníes acusados del atentado contra la sede de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) en Buenos Aires, tal como denunció en 2015 el fiscal Alberto Nisman poco antes de su muerte _cuyas circunstancias aún no han sido dilucidadas.



dat