8 de febrero de 2014 / 09:22 p.m.

Santiago.- La Alianza del Pacífico "es una mera instancia de libre comercio que enfrenta complejos problemas estructurales", dijo el economista chileno Claudio Lara, en el marco de la cumbre del bloque a realizarse el próximo lunes en Cartagena.

"Una de sus principales complejidades está en el hecho que involucra los mismos países que están en el Tratado Transpacífico (TPP), donde estamos hablando de una estrategia geopolítica en la cual Estados Unidos quiere disputar las relaciones con Asia, con respecto a China2, advirtió.

"El TPP es claramente una maniobra de Estados Unidos que apunta en ese sentido, por lo cual los Acuerdos de Libre Comercio aparecen supeditados a una intención netamente estratégica", subrayó.

"Paradójicamente China, para la Alianza, aparece como el gran socio comercial, pero si al mismo tiempo estás formando una alianza como es el TPP, que apunta más bien a 'neutralizar' a China, esto no tiene sentido. Es un absurdo político", recalcó.

Resulta contradictoria la posición chilena, que en esta idea de los Acuerdos de Libre Comercio, jugó un papel muy relevante en la creación y en la consolidación posterior de la Organización Mundial de Comercio, a partir de 1995, promoviendo la OMC, observó Lara.

"Como eso se cayó y la OMC está en un punto casi muerto, se buscan otras nuevas formas de alianza que obedecen a un ordenamiento a nivel mundial, que es reconocido claramente por la Unión Europea y Estados Unidos, pero no así por estos países del Pacífico", apuntó.

Ellos tienen claro que el centro y la dinámica económica mundial se trasladaron hacia el continente asiático, en especial a China, y para eso requieren otro tipo de alianzas, indicó.

"Entonces, ¿qué hace Estados Unidos?", se pregunta el maestro en Economía de la Escuela Latinoamericana de Posgrado de la Universidad ARCIS de Chile.

"Se propone neutralizar a China en su propio 'patio trasero', que es Asia, a través de este TPP", por lo tanto se trata de movimientos para adecuarse a este escenario mundial, indicó.

Pero, tanto Estados Unidos como la Unión Europea, apuntó Lara, "no están dispuestos a soltar o a compartir el control del Fondo Monetario Internacional, del Banco Mundial".

Esto lleva a que los propios países BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) conformen un organismo financiero mundial como alternativa a estos dos organismos internacionales.

Finalmente, concluye que los países de América Latina, y los que integran la Alianza del Pacífico, por cierto, se enfrentan a una crucial disyuntiva para enfrentar la crisis global.

"Y esta es, o te acomodas al escenario mundial, que está en una profunda transformación, o lo haces de manera unilateral, como el caso de la Alianza, lo que significa quedarse fuera del movimiento global, aislarse de las tendencias que buscan salida a la crisis". 

NOTIMEX