27 de junio de 2013 / 10:49 p.m.

El abogado del ex gobernador de Tabasco, Eduardo Luengo, indicó que primero verificará con el contador personal del químico si dicho monto fue o no pagado durante el ejercicio fiscal de 2009.

 

Ciudad de México • La defensa del ex gobernador de Tabasco Andrés Granier, informó que analizará si paga o no los dos millones 156 mil pesos que le imputó la Procuraduría General de la República a su cliente por una presunta defraudación fiscal en 2009.

Eduardo Luengo Creel indicó que primero verificará con el contador de Granier si dicho monto fue o no pagado durante ese ejercicio fiscal; de haber sido pagado, dijo que no hay necesidad de volverlo a hacer. En caso de pagar, la acusación quedaría sin efecto.

Asimismo calificó como una presión innecesaria por parte de la PGR por intentar actualizar el monto del presunto daño al fisco el cual primero tendrá que ser aceptado por el juez de Tabasco que le libró la orden de aprehensión a Granier.

Cuestionado del porque dijo que la defraudación fiscal ascendía a casi 70 millones de pesos, el abogado quiso que en la consignación de ayer por lavado de dinero la Secretaria de Hacienda "sumó depósitos del ingeniero Granier y después de eso restaron los impuestos y están planteando los aparentes juicio de defraudación fiscal…".

RUBÉN MOSSO