1 de octubre de 2014 / 06:10 p.m.

EU-. Expertos sanitarios están analizando "a un puñado" de personas que fueron potencialmente expuestas al ébola a través del contacto físico con el primer paciente diagnosticado con esta enfermedad mortal en Estados Unidos, informó el miércoles la máxima autoridad en salud del país.

El martes se confirmó el primer caso del virus en el país, cuando un hombre que viajó de Liberia a Texas dio positivo por ébola, que ha matado a más de tres mil personas en tres países de África Occidental.

Funcionarios y trabajadores sanitarios de Texas dieron todos negativo por el virus y no hay más casos sospechosos en el estado, según se informó. Estos empleados serán monitoreados de cerca durante los próximos 21 días, el tiempo que pueden tardar en aparecer los síntomas de la fiebre hemorrágica.

"Hoy tenemos un equipo de siete personas en Dallas ayudando en la revisión de la familia y para asegurarnos a identificar a todos los que pudieron haber tenido contacto con él", afirmó el doctor Thomas Frieden, director de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), en una entrevista con el programa "Today" de NBC.

No obstante, el gobernador de Texas, Rick Perry, dijo el miércoles en Dallas que algunos niños en edad escolar tuvieron contacto con el paciente diagnosticado con el virus.

En una conferencia de prensa, Perry dijo que confía en que el virus sería contenido y un funcionario de salud aseguró que la posibilidad de que el ébola se extienda por el estado de Texas era "muy baja".

El paciente que contrajo la enfermedad estaba grave, informó el miércoles una portavoz del Texas Health Presbyterian Hospital. El hombre fue ingresado el domingo, pero el hospital no informó que estaba enfermo de ébola sino hasta el martes.

El paciente fue evaluado inicialmente el pasado viernes y enviado de vuelta a su casa con antibióticos, una oportunidad crítica perdida que podría resultar en la exposición de otras personas al virus, indicaron expertos en enfermedades infecciosas.

El ébola se extiende a través del contacto con fluidos corporales como sangre y saliva, algo que los expertos en salud pública aseguran que limita naturalmente su potencial de infectar a otros, a diferencia de las enfermedades que se transmiten por vía aérea.

Sin embargo, la larga ventana de tiempo hasta que los pacientes muestran signos de infección, como fiebre, vómito y diarrea, significa que una persona infectada puede viajar sin ser detectada.

El virus puede ser fatal. Si bien brotes anteriores llegaron a matar al 90 por ciento de los infectados, el actual tiene una tasa media de mortalidad cercana al 50 por ciento.

El paciente en Estados Unidos, llegó a Texas el 20 de septiembre y buscó tratamiento seis días después, según el CDC.

El Gobierno de Liberia aseguró que el hombre no tenía fiebre ni mostró otros síntomas del ébola cuando dejó el país africano el 19 de septiembre. Un funcionario local indicó que viajó a Estados Unidos con escala en Bruselas (Bélgica).

El miércoles, las autoridades repitieron su llamamiento para que los trabajadores de la salud estén vigilantes al analizar a los pacientes en Estados Unidos por posibles señales del virus.

"Si tienen a alguien que ha estado en África Occidental en los últimos 21 días y tiene fiebre u otros síntomas que podrían ser consistentes con el ébola, aíslenle de inmediato y háganle análisis", dijo Frieden a la NBC.

El doctor Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, dijo en CNN que el personal de emergencia debería recibir información sobre el historial de viajes de los pacientes si muestran síntomas potenciales.

Las autoridades sanitarias estadounidenses aseguraron que se han tomado todas las medidas para evitar la expansión del virus en el país y expresaron su confianza en que pueda ser contenido.

También hay preparativos en caso de que llegara un paciente a Estados Unidos sin ser detectado. Frieden informó el martes al presidente Barack Obama sobre la crisis del ébola y discutieron los protocolos de aislamiento.

"La gente puede confiar que en este país tenemos la infraestructura médica para evitar una expansión amplia del ébola", dijo el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, a CNN el miércoles.

Las acciones de varias farmacéuticas que están elaborando tratamientos para el ébola subieron el miércoles, mientras que las de aerolíneas y compañías hoteleras bajaron por temor a que el miedo al virus afecte a los viajes.

Otros expertos en salud dijeron que, según la información aportada hasta la fecha por el CDC, parece improbable un brote extendido en Estados Unidos a partir de este caso. Destacaron que los médicos, enfermeros y otros trabajadores sanitarios usan de forma rutinaria guantes, máscaras y lentes cuando examinan a los pacientes.

REVELAN IDENTIDAD

La hermana del primer paciente del ébola diagnosticado en los Estados Unidos, aseguró que su hermano les dijo a los oficiales del hospital que él había viajado a Liberia. Mai Wureh dijo que su hermano Thomas Eric Duncan, fue a la sala de emergencia del hospital de Dallas el viernes y fue regresado a su domicilio sólo con antibióticos. Él regresó al Hospital Texas Health Presbyterian dos días más tarde y fue entonces admitido. 

El doctor Mark Lester, dirigente de la clínica de la zona sureste del Texas Health Presbyterian Hospital, confirmó que el miércoles Thomas Eric Duncan le había dicho a una enfermera que él había estado en Liberia en la zona donde cientos de personas han muerto por el virus del ébola, pero "que la información no había sido comunicada a todo el equipo".

FOTO: AP

TEXTO: REUTERS /AP