26 de agosto de 2013 / 12:35 a.m.

Ciudad de México • La dirigencia de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) analizará este lunes si se suspende o no la movilización que tienen prevista para el 1 de septiembre, cuando el presidente Enrique Peña Nieto rinda su Primer Informe de Gobierno.

Los líderes de la CNTE sostendrán una reunión con diputados y senadores, y dependiendo de los acuerdos alcanzados, los maestros definirán las acciones que seguirán durante esta semana, dijo Francisco Bravo, secretario general de la Sección 9 en el Distrito Federal.

"Tenemos reunión a las 8:00 de la mañana y de las conclusiones depende si se realizan movilizaciones o no, la marcha del 1 de septiembre se definirá en esta asamblea, la agenda que seguiremos también está sujeta a las resoluciones de la reunión que se tenga con los legisladores", comentó Bravo.

Además, profesores de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) anunciaron que esta semana reforzarán su movimiento con el arribo de por lo menos, mil maestros de Chiapas.

Durante un recorrido por el plantón del Zócalo se pudo observar que para tener electricidad, algunos profesores colocaron "diablitos" frente a la oficina del jefe de Gobierno del DF, Miguel Ángel Mancera.

Hace unos días el mandatario se comprometió a enviar brigadas de salud, pero hasta este fin de semana no se presentó ningún médico para supervisar la sanidad del lugar.

Las autoridades del gobierno capitalino sólo apoyan a los miles de maestros con aproximadamente 30 baños portátiles, por lo que el olor se percibe a varios metros de distancia.

Aunque algunos maestros aprovecharon los recursos cercanos improvisar sanitarios, para lo cual, utilizaron las coladeras ubicadas frente a la Catedral Metropolitana.

ELIA CASTILLO Y SILVIA ARELLANO