REDACCIÓN
23 de enero de 2015 / 06:34 p.m.

Carlo Ancelotti bromeó con sus pupilos por medio de Whats App en donde decía que tenían que presentarse a entrenar en 30 minutos.

Esto tuvo sus consecuencias, Bale no pudo terminar su partido de golf, James y Navas fueron sacado del museo, Isco y Cristiano salieron de un restaurante sin pagar la cuenta y Kroos dejó de comprar ropa.