10 de septiembre de 2013 / 08:33 p.m.

Ciudad de México • Las bancada del PAN y el PRD en el Senado anticiparon que la reforma hacendaria del presidente Enrique Peña Nieto será modificada, al manifestar que no están de acuerdo con temas "insostenibles" como el IVA homologado en las fronteras, en colegiaturas o la renta a casa-habitación, aun cuando la iniciativa tenga el reconocimiento de sus dirigencias.

La reforma unificó a la bancada panista y en conferencia encabezada por Jorge Luis Preciado y Ernesto Cordero, los panistas insistieron en que harán un análisis minucioso de la propuesta, pero "con lo que hemos visto hasta ahora no satisface al Grupo Parlamentario del PAN".

El coordinador Jorge Luis Preciado afirmó que es "inaceptable" la iniciativa y dijo que no hay condiciones para que su bancada pueda aprobar esta reforma.

"Creo que es una reforma totalmente regresiva, se apoya en la posibilidad de que exista una deuda del uno por ciento del Producto Interno Bruto. Y por supuesto, impacta de manera brutal a las clases medias. No es posible que ahora se quiera imponer un impuesto a la educación; un impuesto a las rentas de aquella gente que no puede comprar una casa", protestó el legislador.

Al agregar que hay cosas insostenibles, como es el tema del ISR a productores, así como el aumento del 5 por ciento del IVA en la frontera, "yo creo que eso es totalmente inaceptable. De entrada no habría condiciones de que este grupo parlamentario, pudiera aprobar una reforma de este calado".

En tanto, el ex secretario de Hacienda Ernesto Cordero afirmó que esta propuesta es una "reforma regresiva" y afirmó que respetan la posición de su presidente nacional, Gustavo Madero, pero retó:

"Al final los que votamos somos nosotros. Y nosotros estamos buscando una reforma de gran calado, no una reforma regresiva".

Agregó que es una iniciativa precipitaba, que no atiene la inversión "y esta iniciativa del Pacto por México, no estamos de acuerdo con ella".

Por su parte, el líder de los senadores perredistas, Miguel Barbosa, afirmó que su partido reconoce que en la propuesta existen elementos "de lo que han sido nuestra banderas", como la eliminación del IETU, no gravar alimentos y medicinas, así como la eliminación de regímenes especiales.

Sin embargo, afirmó que se busca una reforma hacendaria que no sólo atienda la recaudación, "sino que mejore la calidad en el gasto público y fortalezca los esquemas democráticos de rendición de cuentas".

En conferencia de prensa, los senadores del PRD dieron a conocer que analizarán a fondo la propuesta del presidente Peña Nieto.

"Debe revisarse seriamente el caso del IVA en colegiaturas, así como su incidencia en las clases medias. De la misma forma evaluar las medidas que afectan al sector vivienda a través de gravar la compra, venta y renta de inmuebles", afirmaron a través de su posicionamiento sobre la propuesta.

Barbosa aseguró que la postura del presidente de su partido no afectará en la votación de la propuesta en el Senado, pues "nosotros es un proceso legislativo. Vamos a tener un desempeño muy responsable y cuidadoso, y no comprometemos nuestro voto".

IVÁN VILLAVICENCIO Y ANGÉLICA MERCADO