10 de octubre de 2013 / 12:01 a.m.

México.- El presidente Enrique Peña Nieto anunció que serán canalizados 525 millones de pesos para reactivar a las micro, pequeñas y medianas empresas en los municipios con declaratorias de desastre natural.

Luego de regresar de su viaje a Indonesia y una gira de supervisión en Guerrero, el mandatario llamó a actuar pronto para que las pérdidas temporales no se conviertan en quebrantos permanentes de negocios, empleos e ingresos.

Por ello indicó que de esos recursos 100 millones de pesos del Fondo Pymes permitirán otorgar apoyos directos con montos que irán entre siete mil 500 pesos hasta 25 mil pesos en beneficio de cerca de 10 mil negocios.

En la residencia oficial de Los Pinos, Peña Nieto expresó que también a través del Fondo del Emprendedor serán canalizados 125 millones de pesos en beneficio de por lo menos 12 mil 500 empresas para paquetes básicos de equipamiento como reposición de telefonía, entre otros.

Adicionalmente, a través del Sistema Nacional de Garantías se canalizarán vía Nafinsa 300 millones de pesos para respaldar a las empresas afectadas por las lluvias, con montos de 100 mil y hasta dos millones de pesos.

Con esos recursos se generará una derrama de financiamiento de mil 500 millones de pesos, dijo, y juntos, gobierno, sociedad y empresarios podrán lograr que micro, pequeñas y medianas empresas afectadas puedan recuperar sus actividades.

Subrayó que estos apoyos se complementarán con otras acciones, como el fortalecimiento del Programa de Empleo Temporal con recursos adicionales del orden de los 374 millones de pesos.

Además el decreto para otorgar facilidades para el pago de diversas obligaciones fiscales federales, así como el programa de apoyo para el pago de servicio de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en beneficio de usuarios domésticos y microempresas con prórrogas de pago de 60 días, entre otras acciones.

Destacó también que la reparación de autopistas, carreteras, caminos rurales y alimentadores generarán más de 37 mil empleos directos y 64 mil indirectos.

Peña Nieto reconoció que la reactivación económica de las empresas de este tipo en zonas siniestradas resulta indispensable para lograr que estas comunidades regresen a la normalidad.

Expuso que la contingencia aún no termina, por lo que es necesario que la sociedad y gobierno mantengan el esfuerzo en favor de quienes hoy lo necesitan.

Notimex