6 de enero de 2014 / 11:27 p.m.

Washington.- La Casa Blanca descartó hoy que la violencia armada que vive Irak sea consecuencia del retiro total de tropas estadunidenses, y anunció la entrega en breve de nuevo equipo para fortalecer las capacidades de las fuerzas armadas iraquíes.

"Si algunos miembros (del Congreso) sugieren que debería haber tropas de Estados Unidos combatiendo y muriendo hoy en (la ciudad de) Faluya, deberían decirlo. El presidente (Barack Obama) no lo cree", dijo el vocero presidencial Jay Carney.

Carney respondió así en su habitual conferencia de prensa, al ser interrogado sobre declaraciones de los senadores republicanos John McCain y Lindsay Graham, entre otros, que vincularon la ola de violencia en Irak y el retiro de las tropas estadunidenses en 2011.

En semanas recientes, el grupo armado Estado Islámico en Irak y Levante (EIIL), afiliado a la red de Al Qaeda, lanzó una ofensiva armada en la provincia de Al Anbar, y tomó el control de la ciudad de Faluya y partes de Ramadi, la capital provincial.

Carney reiteró la posición expresada por el secretario de Estado John Kerry, en el sentido de que la lucha contra esos grupos será responsabilidad exclusiva del gobierno iraquí, y que Estados Unidos no enviará tropas.

"Esto no quiere decir que no los podemos asistir", dijo Carney, al indicar que se trabaja de cerca con el gobierno del primer ministro Nuri al Maliki para desarrollar una estrategia integral tendiente a aislar a los grupos asociados con Al Qaeda.

"Estamos acelerando la entrega de equipo militar, y considerando entregar misiles tipo Hellfire adicionales en esta primavera", anunció.

Dijo que el gobierno planea asimismo enviar en las próximas semanas 10 aviones no tripulados para tareas de patrullaje, a los que se sumarán 10 más de menor tamaño a finales de este año.

"Esto representa un paquete integral de asistencia que estamos entregando a Irak, en este esfuerzo que ellos (los iraquíes) encabezan y del cual ese gobierno es el responsable", indicó.

Notimex