24 de junio de 2013 / 07:05 p.m.

Con el fin de acelerar el crecimiento y la conformación de las micro, pequeñas y medianas empresas en México, el presidente Enrique Peña Nieto anunció la inversión de 9 mil millones de pesos para beneficiar a 300 mil emprendedores y 180 mil micro, pequeñas y medianas empresas.

El Presidente de la República insistió en la necesidad de invertir en programas de capacitación y crecimiento de las empresas que emplean a buena parte de los mexicanos, debido a que constituyen una fuente de empleo formal y constante que, además, contribuye al desarrollo económico del país.

El mandatario dijo que una de las grandes metas de su administración es la de consolidar la puesta en marcha de empresas que contribuyan al crecimiento económico y por ello consideró necesario allanar el camino en este sentido.

""Queremos que las buenas ideas encuentren terreno fértil para su desarrollo y refrendo el que el gobierno será el aliado de los emprendedores"", señaló.

Peña Nieto reconoció que, hasta ahora, el desarrollo de las empresas en México ha sido deficiente, pues en cifras, las mipymes cuentan con carencias como que sólo el 13 por ciento accede a capital por parte de la banca comercial y por ello, seis de cada diez se fondean a través de sus proveedores.

Esto repercute en la baja posibilidad que tienen para modernizarse, impacto que se refleja, por ejemplo, en que sólo el 25 por ciento de las empresas utilizan internet, lo que resta competitividad.

El Presidente redefinió las cuatro líneas de acción con las que se conducirá el Instituto Nacional del Emprendedor que son:

1) Fomento al Financiamiento y Capital, que significa fortalecer la cultura financiera, desarrollar vehículos de inversión y fomentar el financiamiento de proyectos innovadores.

2) Generar habilidades gerenciales, es decir ofrecer la capacitación necesaria para sacar adelante los proyectos. Esto debido a que el 79 por ciento de los problemas que afrontan las mipymes, se deben a los originados por falta de experiencia.

3) Apoyar el acceso a la tecnología para que los medios digitales sean una condición indispensable en las empresas.

4) Asegurar el acceso a la información adecuada, es decir, saber con qué recursos se cuentan y a qué apoyos es posible acceder.

 — MIRIAM CASTILLO