AP
13 de diciembre de 2016 / 06:24 p.m.

Beirut.- Los rebeldes sirios acordaron una tregua para retirarse del sector este de Alepo y, con ello, entregar la ciudad, mientras que Rusia anunció la suspensión de las operaciones militares y declaró que el gobierno sirio había asumido el control del enclave insurgente.

Damasco confirmó el acuerdo de evacuación y el enviado de Naciones Unidas para Siria, Staffan de Mistura, dijo en un mensaje de texto que era "inminente" el desalojo seguro de personas de la zona sitiada. De Mistura se encontraba en el Consejo de Seguridad, mientras se efectuaba una reunión de emergencia sobre Alepo.

El embajador de Rusia ante la ONU, Vitaly Churkin, subió al estrado casi al final de la sesión en el Consejo de Seguridad para anunciar que la lucha había terminado.

"De acuerdo con la información más reciente que tenemos... las acciones militares en el este de Alepo han concluido", dijo Churkin. "El gobierno sirio ha restablecido el control en esa parte de la ciudad".

Minutos antes, Churkin había anunciado que "todos los rebeldes" y miembros de sus familias, así como los heridos en la lucha, estaban desalojando la ciudad por los "corredores acordados en las direcciones que habían escogido de manera voluntaria", incluso hacia el bastión rebelde de la provincia de Idlib.

Cuando se propagó la noticia del acuerdo, estallaron celebraciones en el sector oeste de Alepo; algunos vehículos hicieron sonar sus bocinas mientras los ocupantes agitaban banderas sirias por las ventanas.

La recuperación de Alepo, cuyo control se lo alternaron el gobierno y los rebeldes desde 2012, representa la mayor victoria del presidente Bashar al-Assad a la fecha en la guerra civil.

La prensa de las fuerzas militares de Siria dijo que los rebeldes se retirarían por el cruce de Ramouseh y de ahí se dirigirían a zonas bajo control insurgente en el norte de la provincia de Idlib.

"Alepo será declarada una ciudad segura y liberada en las próximas horas", dijeron las fuerzas militares sirias en su canal Telegram.

Osama Abu Zayd, asesor legal de una agrupación de facciones rebeldes llamada Ejército Libre Sirio, dijo en Turquía que la tregua entró en vigencia el martes al atardecer y que las primeras evacuaciones de grupos insurgentes comenzarían en las próximas horas.

Yasser al-Youssef, un portavoz rebelde, confirmó el acuerdo. Otro portavoz, Ahmed Karali, señaló que aquellos que dejarían la ciudad se desplazarían hacia zonas rurales por la parte occidental de la provincia de Alepo y se dirigirían después hacia el norte.