REUTERS
22 de febrero de 2016 / 04:37 p.m.

Washington.- Estados Unidos y Rusia anunciaron planes para que un cese de hostilidades en Siria entre en vigor el sábado, pero que excluye a militantes de Estado Islámico, el Frente al Nusra y otros grupos que Naciones Unidas considera terroristas.

Las partes confirmarían que están de acuerdo a Estados Unidos y Rusia hacia el mediodía del viernes, hora de Damasco, y la tregua entraría en vigor a la medianoche, dijeron ambos países en un comunicado conjunto emitido por el Departamento de Estado estadounidense.

Bajo los términos del acuerdo, el Gobierno sirio y las fuerzas aliadas pondrán fin a los ataques contra grupos de la oposición y viceversa, lo que incluirá cohetes, morteros y misiles guiados antitanques.

Sin embargo, el plan ruso-estadounidense deja una laguna al permitir que continúen los ataques, incluyendo incursiones aéreas, contra Estado Islámico, al Nusra y otros militantes. Debido a la mezcla de fuerzas, esto podría resultar en una continuación de los ataques contra miembros armados de la oposición, que son parte del cese de hostilidades.

"Acciones militares, incluyendo ataques aéreos, de las Fuerzas Armadas de la República Árabe Siria, de las Fuerzas Armadas Rusas y de la Coalición Contra ISIL liderada por Estados Unidos continuarán contra ISIL, 'Jabhat al-Nusra' y otras organizaciones terroristas designadas por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas", dijo el comunicado conjunto.

Agregó que Rusia, Estados Unidos y otros podrían trabajar juntos para delinear el territorio en manos de Estado Islámico, Frente al Nusra y otros grupos considerados terroristas, que están excluidos de la tregua.

El cese al fuego sería por dos semanas y podría extenderse, dependiendo del compromiso de las partes, dijo Khaled Khoja, presidente de la Coalición Nacional Siria y miembro del opositor Alto Comité de Negociaciones, en una entrevista con Al Arabiya Hadath TV.

El acuerdo entre Rusia y Estados Unidos para el cese al fuego es un paso real hacia el fin del derramamiento de sangre y podría convertirse en un ejemplo de acción contra el terrorismo, dijo el presidente Vladimir Putin el lunes, citado por agencias de noticias de su país.