19 de diciembre de 2014 / 12:56 a.m.

Miami.- La nueva política de Estados Unidos hacia Cuba envía un mensaje "desastroso" para América Latina, de que se puede negociar con "un gobierno dictatorial", opinó hoy el senador de origen cubano Marco Rubio.

Rubio, republicano por Florida, señaló que el anuncio del presidente Barack Obama sobre Cuba le quita la moral para condenar en el futuro un golpe de Estado "y si un dictador toma posesión de cualquiera de estos países del hemisferio".

Señaló que si bien dictadores como Trujillo, Somoza y Duvallier fueron remplazados por la democracia con excepción de Cuba, "en los últimos años hemos visto eso empezar a acabarse en lugares como Bolivia, Ecuador y especialmente Venezuela y Nicaragua".

"El gobierno que más apoya a Nicolás Maduro –presidente de Venezuela- es precisamente Cuba, y yo creo que le manda un mensaje a esos que aspiran a la democracia y a la libertad en la región de que ésta es una administración que está dispuesta a aliarse con dictadores", apuntó.

Rubio hizo sus afirmaciones en una rueda de prensa junto a los congresistas republicanos por el sur de Florida, Ileana Ros-Lehtinen y Mario Díaz Balart, también de origen cubano.

Los tres políticos dijeron sentirse "traicionados" por el cambio de política hacia Cuba y la liberación de tres espías, anunciados el miércoles por el presidente Obama.

Coincidieron en señalar que pese a ello va a aumentar "la represión" en la isla y dijeron que están evaluando todas las medidas para evitar en el Congreso federal restablecer relaciones diplomáticas con la isla.

Calificaron a la administración Obama de "cínica", pues les había asegurado que no negociaría un canje del contratista Alan Gross, por tres espías de la "Red Avispa", y "finalmente lo hizo".

Junto a los congresistas aparecieron familiares de los cuatro pilotos de "Hermanos Al Rescate" muertos, cuyas avionetas fueron derribadas por Migs de la milicia cubana en 1996, y se manifestaron tristes y consternados con el intercambio de prisioneros. En ese ataque fue implicada esa red de espionaje.

De visita en Miami, Iris Pérez Aguilera, esposa del líder opositor pacífico Jorge Luis García Pérez Antúnez, del Movimiento de la Resistencia dentro de Cuba, dijo que el acercamiento de Obama sólo le da "oxígeno a un régimen criminal", y aseguró que aunque cree que "la represión" aumentará, seguirán con su lucha "por la libertad de Cuba".

La noticia de liberación de los tres espías y el cambio de política exterior del gobierno de Obama hacia Cuba, enfureció al exilio histórico cubano de línea dura, pero también generó esperanza entre los más jóvenes.

Un vocero del Directorio Democrático Cubano dijo que el grupo todavía analizaba este jueves la posibilidad de convocar a un acto de repudio este sábado contra las acciones emprendidas por el gobierno estadunidense hacia la isla.

FOTO: Especial

NOTIMEX