18 de septiembre de 2013 / 01:47 a.m.

Ciudad de México • La bancada del PAN en la Cámara de Diputados aplaudió la decisión del jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, para no permitir que los manifestantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) vuelvan a la plancha del Zócalo capitalino.

El coordinador del la fracción, Luis Alberto Villarreal, pidió al mandatario que su dicho sea una realidad más que un mero anuncio, porque aseveró que una minoría no puede mantener el caos en la Ciudad de México.

"Para nosotros esta es una gran noticia, ojalá que sea más que un anuncio y que sea una realidad, que nunca más se permita que por encima de todos, unos cuantos violenten los derechos de la ciudad y de sus habitantes", dijo.

En conferencia de prensa al término de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) mencionó que Mancera contará con el respaldo de los 114 legisladores de su bancada para aplicar la ley y que se instaure el Estado de Derecho.

"Que se piense en los ciudadanos por encima de quienes han estado llevando a cabo actos porriles y delictivos en esta ciudad, ahí tendrá todo el respaldo del PAN", refirió.

En tanto, el coordinador del PRD Silvano Aureoles reconoció el anunció del jefe de gobierno, quien, dijo, no recurrirá a la fuerza pública ni a mecanismos de represión o confrontación con los maestros, puesto que privilegiará el diálogo.

"Nosotros reconocemos y aplaudimos que así sea, porque no creemos que por la vía de la represión o la violencia se van a resolver los problemas, si las demandas de los maestros son justas, estoy seguro que encontrarán un cauce adecuado", mencionó.

Aureoles respaldó la labor del secretario de gobierno del DF, Héctor Serrano, y confió en que los maestros de la CNTE respeten los acuerdos alcanzados la semana pasada y pretendan volver al Zócalo capitalino en repudió a la aprobación de la reforma educativa.

El Secretario de la Comisión del Distrito Federal de la Cámara de Diputados, Fernando Rodríguez Doval, se dijo insatisfecho con los resultados entregados por Mancera, pues ni los programas "estrella" de las administraciones perredistas han demostrado el éxito que se presumía antaño.

Al hacer un breve recuento de la actual administración, el legislador del PAN recordó que ya como jefe de gobierno, éste se encargó de garantizar la impunidad de los involucrados en los actos vandálicos registrados durante la toma de protesta del Ejecutivo federal, el 1 de diciembre pasado.

Otro incidente que ha marcado la actual gestión, y que también tiene que ver con la inseguridad en la ciudad, dijo, fue la versión de la "jauría" que se dedicaba a asesinar personas en el Cerro de la Estrella, en Iztapalapa, para dar respuesta a las demandas de esclarecimiento por parte de los familiares de las víctimas.

"Pero la cereza en el pastel fue la omisión de las autoridades capitalinas, que permitió el secuestro de las instalaciones de las Cámaras de Diputados y de Senadores. Miguel Ángel Mancera confirmó su habilidad para defraudar a los capitalinos, permaneciendo pasivo ante los problemas, no obstante exhibir que desconoce el fondo de gobernar la ciudad que concentra los Tres Poderes de la Unión, que el Distrito Federal no es como cualquier otra entidad", aseveró.

ISRAEL NAVARRO Y FERNANDO DAMIÁN