22 de marzo de 2013 / 05:07 a.m.

Cámara de Diputados aprobó esta noche en lo general la reforma constitucional en materia de telecomunicaciones, que entre otros aspectos establece la creación del Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel), como el órgano autónomo encargado de otorgar y revocar las concesiones en la materia, previa opinión técnica no vinculante del titular de la Secretaría de Comunicaciones.

Legisladores de diversas bancadas presentaron alrededor de noventa reservas para su discusión en lo particular.

El proyecto garantiza el derecho constitucional de acceso a la banda ancha e internet, y pone a cargo del Ejecutivo la política de inclusión digital que prevé, entre otras metas, que al menos 70 por ciento de los hogares y 85 por ciento de las micro, pequeñas y medianas empresas del país tengan acceso a la descarga de información con la velocidad promedio registrada entre las naciones integrantes de la OCDE.

Prevé igualmente la tipificación de delitos en materia de telecomunicaciones, así como la creación de divisiones del Ministerio Público y tribunales especializados.

La reforma admite hasta cien por ciento de inversión extranjera en el sector telecomunicaciones y de comunicación vía satélite, pero limita a 49 por ciento esa proporción en el área de radiodifusión.

Como resultado de las negociaciones de las fracciones del PRI, del PAN y del PRD con el Consejo Rector del Pacto por México se establece que en el caso de la radiodifusión se admitirá el referido porcentaje de capital externo, siempre y cuando en la medida que exista reciprocidad en el país de origen del inversionista.

Bajo el esquema de “must carry-must offer”, el documento señala la obligación de los sistemas de televisión vía satelital de retransmitir las señales de televisión abierta que alcance 50 por ciento de cobertura nacional o correspondan a instituciones públicas, es decir, las de Televisa, Televisión Azteca, Canal del Congreso y Canal Judicial, entre otras.

— Fernando Damián e Israel Navarro