23 de octubre de 2013 / 01:04 a.m.

México.- Por unanimidad, las comisiones unidas de Hacienda y Crédito Público, de Comercio y Fomento Industrial, y de Estudios Legislativos, Segunda, aprobaron en lo general y en lo particular la minuta de la Ley Aduanera, enviada para su consideración por la Cámara de Diputados.

Instalados en sesión permanente, los senadores integrantes de estas comisiones avalaron así los cambios hechos por los diputados a esta iniciativa que forman parte del paquete económico para 2014 y la reforma hacendaria propuestas por el Ejecutivo Federal.

Los senadores desecharon todas las reservas hechas a la minuta de la Ley Aduanera aprobada previamente por la Cámara de Diputados, y acordaron que el dictamen respectivo pase mañana a primera lectura, y eventual aprobación, en el pleno de la Cámara Alta.

Esta ley incorpora la opción de que el despacho de comercio exterior se realice a través de un agente o representante aduanal o por el importador o exportador mismo, con la finalidad de promover un despacho aduanero competitivo a nivel internacional.

La figura del "representante legal" de las empresas, tendrá la misma posibilidad de realizar trámites en las aduanas y deberá ajustarse a evaluaciones anuales, mediante criterios e instituciones acreditados por el Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Establece que quien quiera desempeñar una agencia aduanal como actividad pueda hacerlo siempre y cuando cuente con la experiencia, los conocimientos y las evaluaciones realizadas por la autoridad aduanera y la autoridad tributaria.

El despacho aduanero, abunda, se podrá realizar en otros lugares indicados por el SAT y no sólo en puntos aduanales autorizados, con el objetivo de facilitar y eficientar el despacho de las mercancías, además de fomentar la apertura de recintos fiscalizados estratégicos en cualquier parte del territorio nacional, a fin de promover la inversión y la generación de empleos.

Incorpora también el sistema electrónico aduanero para llevar a cabo las operaciones de comercio exterior para simplificar y automatizar los trámites ante las autoridades involucradas en el comercio exterior y, con ello, eliminar el uso de papel.

Además se busca reducir el tiempo en la práctica del reconocimiento aduanero, así como los costos de las operaciones, y facilitar el manejo y almacenamiento de la información, entre otros temas.

Notimex