14 de marzo de 2013 / 11:17 p.m.

Ciudad de México • Con 83 votos a favor, 17 en contra y 7 abstenciones, el Senado aprobó la Estrategia Nacional de Energía que envió el Ejecutivo federal, y en el que el PRD, PT y Movimiento Ciudadano acusan se abre la pauta para la privatización de los energéticos, mientras que el PRI defendió el documento y rechazó que se tenga ese objetivo.

Durante la discusión, el PAN argumentó que aunque no está de acuerdo con muchas partes del contenido de la estrategia, votaría por él porque es necesario avanzar en el desarrollo del país en materia energética.

El panista José Luis Lavalle comentó que este documento no se ha aprobado en años anteriores, cuando el PRI era oposición, pero que en esta ocasión su partido, al no estar en el poder no sería “mezquino”, por lo que dio su apoyo.

En tanto, la perredista Dolores Padierna, el petista Manuel Bartlett y la senadora por Movimiento Ciudadano Layda Sansorez, pidieron votar en contra, pues consideraron que se da pauta a la apertura a la privatización extranjera en Pemex.

En respuesta, el priista Manuel Cavazos Lerma aseguró que la palabra privatización no se encuentra en el diccionario priista, a lo que Bartlett señaló que no se encuentra ni en la estrategia y en ninguna parte dicha palabra porque mienten a la población, “porque saben que la población no quiere esa privatización”.

Al respecto, el priista y presidente de la Comisión de Energía de la cámara alta, David Penchyna, dijo que se olvida a los que están en contra que legisladores de todos los partidos participaron en este documento y declaró que la privatización solo está en la cabeza de algunos senadores.

Ante esto, Padierna dio lectura en tribuna a las páginas 5, 11, 24, 32, 33 en las que se hace referencia a la necesidad de la inversión privada en el sector.

Finalmente, el PRI y el PAN votaron en favor de la Estrategia, mientras que el PRD lo hizo dividido, en contra y en abstención, y el PT y MC la rechazaron.

OMAR BRITO