OMAR BRITO Y ANGÉLICA MERCADO
4 de septiembre de 2013 / 11:35 a.m.

México • El Senado aprobó esta madrugada en lo general y en lo particular la Ley del Servicio Profesional Docente la cual establece que luego de tres evaluaciones no acreditadas los maestros serán retirados de las aulas, aunque sin ser despedidos; por lo que serán enviado al Ejecutivo para su promulgación.

 

Luego de una discusión que duró casi ocho horas, los priistas evitaron cualquier cambio a la minuta que llegó de la Cámara de Diputados. Esto a pesar de que el PRD y el PAN sumaron 31 reservas a diversas fracciones de 27 artículos, en la discusión en lo particular.

 

Uno a uno fueron rechazados los cambios propuestos, en su mayoría por perredistas como Fidel Demedecis, Mario Delgado, Benjamín Robles y Raúl Morón, mientras que los panistas Javier Corral y Juan Carlos Romero Hicks, presidente de la Comisión de Educación, también presentaron reservas cada uno.

 

Dentro de la minuta, también plantea que los maestros de nuevo ingreso tendrán que someterse a evaluación y en caso de no aprobarla serán rechazados.

 

La sesión terminó alrededor de las 2 de la mañana, con el intento del PAN de endurecer la legislación y de acortar los plazos de entrada en vigor.

 

Horas antes, con 102 votos a favor y 22 en contra, el pleno senatorial aprobó en lo general la minuta. En tribuna el PRD advirtió que la aprobación de la Ley del Servicio Profesional Docente no resolverá los problemas que enfrenta el magisterio y que al contrario podría escalar en un conflicto social.

El PAN y el PRI se unieron y lograron la mayoría a favor de la legislación como la enviaron los diputados, y antes el Ejecutivo federal, mientras que el PRD votó dividido, toda vez que los senadores Zoé Robledo, Isidro Pedraza, Luz María Beristain, Angélica de la Peña y Alejandra Barrales avalaron el dictamen.