14 de febrero de 2013 / 03:48 a.m.

Ciudad de México • El Senado aprobó en comisiones la propuesta de Javier Eduardo Guzmán Calafell como subgobernador del Banco de México, quien advirtió que a pesar de los avances logrados, México no debe subestimar la magnitud de los retos que enfrenta porque la política monetaria se enfrentará en los próximos años a un entorno caracterizado por incertidumbre.

Al comparecer ante la Comisión de Hacienda para valorar su trayectoria, Guzmán Calafell dijo que entre los retos está la incertidumbre que pueden generar ingresos sustanciales de capital acompañados de una alta volatilidad, crecimiento potencial menor en los principales socios comerciales de México, así como nuevos choques de oferta.

“Es evidente que para hacer frente a estos retos se requerirá de esfuerzos persistentes del Banco de México”, planteó, al agregar que se requiere mantener la estabilidad de precios.

“La estabilidad financiera n puede ser, ni en México ni en ningún otro país, una responsabilidad exclusiva del Banco Central”, manifestó, al demandar el concurso coordinado con otras políticas, como la fiscal.

Los senadores perredistas, Dolores Padierna y Armando Ríos Piter, así como los panistas Carlos Mendoza y Francisco Domínguez, pidieron la postura del Banxico frente al tema de las deudas estatales, así como de los pagos que se han hecho al Fondo Monetario Internacional y la política anti inflacionaria.

Tras lo cual, el priista y presidente de la Comisión de Hacienda, José Yunes, puso a votación la propuesta remitida por el presidente Enrique Peña Nieto para ratificar a Guzmán Calafell, y se aprobó por mayoría, con el voto en abstención de Padierna Luna, con lo que se prevé que el dictamen suba este jueves a votación en el pleno.

Angélica Mercado y Omar Brito