19 de abril de 2013 / 12:30 a.m.

Ciudad de México • El pleno de la Cámara de Diputados aprobó por unanimidad las candidaturas ciudadanas a todos los cargos de elección popular.

La reforma constitucional, que fue turnada al Senado, busca que las constituciones y las leyes de los estados en materia electoral garanticen las bases y requisitos para que en los comicios cualquier persona solicite su registro, a fin de ser votados, sin requerir del apoyo de un partido político.

El dictamen aprobado por 421 votos a favor, cero en contra y 1 abstención, plantea que en el ámbito estatal las candidaturas independientes tengan plena aplicación en la legislación electoral, ya que constituyen un avance en la garantía de los derechos políticos de la ciudadanía.

Se argumentó que estas medidas fortalecen el derecho político de los ciudadanos a “votar y ser votado”, así como el régimen democrático mexicano a partir de la coexistencia de un sistema de partidos y de candidaturas independientes.

La minuta enfatiza que las candidaturas independientes constituyen una fórmula de acceso a ciudadanos sin partido para competir en procesos comiciales, tanto a nivel federal como local.

“De esta forma, se abren las puertas a la participación independiente de los ciudadanos en las contiendas electorales, con los requisitos de ley que aseguren representatividad y autenticidad, con ciertos derechos y obligaciones que sean armónicos con las existentes para los partidos políticos, que garanticen transparencia y rendición de cuentas”, refiere.

El presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales, Julio César Moreno subrayó que si bien los ciudadanos cuentan ya con el derecho a las candidaturas independientes en el ámbito federal, la reforma propuesta, “hará posible que en los estados este derecho se haga extensivo a quienes decidan obtener su registro sin la intervención de un partido político”.

El coordinador parlamentario del PRD, Silvano Aureoles, comentó que esta reforma representa un acto de justicia y de desarrollo democrático, ya que por primera vez “nuestro derecho constitucional reconocerá plenamente a las y los ciudadanos para participar en los procesos electorales de manera independiente, en relación a los partidos políticos”.

ISRAEL NAVARRO Y FERNANDO DAMIÁN